YouTube se enfrenta a una demanda con el motivo de violar la privacidad de los menores

  14 Septiembre 2020    Leído: 239
YouTube se enfrenta a una demanda con el motivo de violar la privacidad de los menores

Los demandantes, del Reino Unidos, exigen más de dos millones de libras en concepto de daños.

YouTube se enfrenta a una demanda de más de 2 millones de libras por haber violado, supuestamente, los derechos de privacidad y datos de los menores de 13 años en el Reino Unido. Una demanda presentada ante el Tribunal Superior contra la compañía de video propiedad de Google la acusa de recopilar datos de niños sin el consentimiento de los padres.

La demanda ha sido iniciada por Duncan McCann, experto en privacidad y padre de tres hijos menores de 13 años. Según McCann, YouTube está violando las leyes del Reino Unido y Europa (UE) al recopilar datos de menores sin permiso de los adultos. El demandante cree que si el caso tiene éxito, Youtube tendría que pagar daños de entre 100 y 500 libras a las familias afectadas.

Esta demanda colectiva es la primera en Europa entablada contra una empresa de tecnología en nombre de menores de edad. Su impulso ha explicado en declaraciones a la BBC que se están solicitando daños estimados en más de 2 mil millones de libras para unos cinco millones de niños británicos, así como para sus padres o tutores. Según McCann, el resultado de la demanda dependerá del resultado de otro caso de datos y privacidad que se presente contra Google.

Su demanda se basa en el argumento de que YouTube y Google han violado la Ley de Protección de Datos del Reino Unido y las Regulaciones Generales de Protección de Datos de la UE. El caso se centrará en los niños que han visto YouTube desde mayo de 2018, cuando se convirtió en ley la nueva Ley de Protección de Datos.

Los demandantes cuentan con el apoyo del grupo Foxglove y el bufete de abogados Hausfel.

Por su parte, desde Youtube han recordado que esta plataforma no es para niños y niñas menores de 13 años. “Lanzamos la aplicación YouTube Kids como un destino exclusivo para menores y hemos realizado cambios adicionales que nos permiten proteger mejor a los niños y las familias en YouTube”, explica un portavoz.

La plataforma de video también ha explicado que no vende la información personal de sus usuarios a empresas de publicidad.

La resolución del caso no se espera antes del próximo otoño.

lavanguardia


Etiquetas: