París y Marsella vuelven a ser «zonas de circulación activa del COVID-19»

  14 Agosto 2020    Leído: 220
París y Marsella vuelven a ser «zonas de circulación activa del COVID-19»

Los departamentos de París y Bouches-du-Rhône (Bocas del Ródano, Marsella) vuelven a ser «zonas de circulación activa del coronavirus» y los prefectos podrán volver a tomar «medidas sanitarias restrictivas», como el cierre de restaurantes.

Olivier Verán, ministro de Sanidad, advirtió el miércoles día 12: «En caso de agravación o riesgo de agravación de la crisis, los prefectos, los representantes del Estado en departamentos y regiones, podrán tomar las medidas restrictivas que consideren necesarias, comenzando por la apertura o cierre de algunos lugares».

Dos días más tarde, este viernes 14, a primera hora de la mañana, en vísperas de un caluroso fin de semana, el Diario oficial del Estado anuncia que los departamentos de París y Marsella / Bocas del Ródano han sido declarados zonas de circulación activa del coronavirus.

Con cierta prudencia elíptica, todo está dicho: los prefectos de París y Marsella podrán ordenar el cierre expeditivo de bares, restaurantes o «lugares de recreo» que consideren peligrosos o potencialmente peligrosos.

El uso de mascarillas ya era obligatorio desde el lunes día 10, en París. La prefectura publicó una relación de calles que se consideraban potencialmente peligrosas, donde el incumplimiento de esa orden puede castigarse con 130 euros, o mucho más, llegado el caso.

Riesgos y las «tentaciones» individuales
Es una evidencia que la canícula y ola de calor que también azota a toda Francia ha multiplicado los riesgos y las «tentaciones» individuales. A juicio de las autoridades sanitarias, esas y otras razones desconocidas han incrementando los riesgos sanitarios, en muchos barrios de París y Marsella. Desde el estallido de la crisis, la «banlieue», los suburbios multiculturales, suscitan dudas, incertidumbre e inquietud.

Las prefecturas de París y Marsella han montado un servicio de observación y vigilancia especial, en contacto con el ministerio de Sanidad.

De entrada, se espera que la «advertencia» del posible cierre de restaurantes y terrazas de ocio tenga un cierto efecto, sanitario y disuasivo. Si el virus siguiere propagándose, la prefectura podría volver a tomar «medidas coercitivas» a lo largo del fin de semana.

abc


Etiquetas: