Nueva Zelanda sospecha de un centro de refrigeración de alimentos como foco de COVID-19

  12 Agosto 2020    Leído: 316
Nueva Zelanda sospecha de un centro de refrigeración de alimentos como foco de COVID-19

Nueva Zelanda investiga este miércoles la misteriosa causa del rebrote de COVID-19, tras 102 días sin infecciones locales y haber cantado victoria contra el virus, con la hipótesis de que mercancías congeladas importadas podrían ser el origen de cuatro contagios detectados la víspera.

«Estamos trabajando duramente para encajar las piezas de este rompecabezas para saber cómo se infectó esta familia», declaró hoy el director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield, que además informó de un nuevo caso de coronavirus en los centros de cuarentena para viajeros.

El Gobierno neozelandés, elogiado mundialmente por suprimir el nuevo coronavirus y restaurar prácticamente normalidad el pasado 9 de junio, anunció el martes que cuatro miembros de una familia habían contraído la COVID-19, los primeros casos locales en más de tres meses, lo cual ha desconcertado a las autoridades, ya que ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero.

Para rastrear la fuente de la infección, se realizarán pruebas genómicas y además se redoblarán los esfuerzos de rastreo en la localidad de Rotorua, 192 kilómetros al sur de Auckland, dado que dos miembros de la familia infectada, entre ellas un menor, viajaron a ese lugar turístico el fin de semana pasado, según explicó Bloomfield.

Alimenots importados como posible fuente
Las autoridades también examinarán las superficies de un centro de refrigeración de alimentos en Auckland, en el que trabaja una de las personas infectadas, para determinar si el origen de los nuevos casos procede de una carga importada.

«No hemos tenido transmisión local por un buen tiempo», recalcó Bloomfield al precisar que «sabemos que el virus puede sobrevivir en ambientes refrigerados por mucho tiempo».

Esta semana, las autoridades de la ciudad portuaria china de Yantai detectaron la presencia del coronavirus en paquetes de mariscos importados procedentes de la localidad Dalian, aunque su origen último no ha sido determinado, informó este martes la prensa local.

Dalian, al noreste de China, cerró varios mercados en julio tras registrar casos de coronavirus y detectar trazas de coronavirus en la pared interior de un contenedor, así como los empaquetados exterior de camarones congelados procedentes de Ecuador.

efe


Etiquetas: