Tres adolescentes irrumpen en la residencia de Trump en Palm Beach

  06 Agosto 2020    Leído: 220
Tres adolescentes irrumpen en la residencia de Trump en Palm Beach

Según el portavoz de la Policía local, los tres chicos, todos de 15 años de edad, "no tenían idea de dónde estaban".

La Policía del estado de Florida ha arrestado a tres adolescentes que invadieron la propiedad del club Mar-a-Lago del presidente de EE.UU., Donald Trump, con un fusil AK-47 en una mochila, informó este miércoles Miami Herald.

Según el portavoz de la Policía de Palm Beach, Michael Ogrodnick, los detenidos, todos de 15 años de edad, saltaron el muro de seguridad de la residencia presidencial mientras huían de un agente de Policía la madrugada del pasado viernes.

El oficial se había acercado a los menores cuando se encontraban en un automóvil aparcado a unos kilómetros al norte del complejo. En un intento de escapar, los jóvenes se apresuraron a toda velocidad hacia el sur, pero cuando se acercaron al Mar-a-Lago, vieron otra patrulla de la Policía, abandonaron el coche y saltaron la pared cercana del club para esconderse en sus terrenos.

"No tenían idea de dónde estaban", dijo Ogrodnick. No obstante, para desgracia de los adolescentes, el territorio en que irrumpieron resultó pertenecer al presidente del país. El trío fue enseguida arrestado con la ayuda de un helicóptero y un perro policial.

Según el vocero policial, ninguno de ellos intentó ingresar en ninguno de los edificios del club. Durante la detención, los oficiales incautaron una mochila con un mini AK-47 cargado con 14 cartuchos. Los menores niegan ser propietarios del arma e insisten en que se la encontraron.

Ogrodnick señaló que los jóvenes tuvieron suerte de que Mar-a-Lago estuviera cerrado y que en el momento del incidente ningún miembro de la familia presidencial se encontrara en la residencia, porque, de lo contrario, los agentes del Servicio Secreto podrían haberles disparado.

Los adolescentes, que no fueron identificados, se encuentran detenidos en un centro para menores, mientras los fiscales deciden si deben ser acusados como adultos. Los tres afrontan cargos de intrusión con arma de fuego, robo con arma de fuego y resistencia al arresto sin uso de violencia.


Etiquetas: