El plan del Madrid para que no se note la baja de Ramos

  31 Julio 2020    Leído: 301
El plan del Madrid para que no se note la baja de Ramos

«Hay que ganar en Manchester y clasificarnos» para la fase final de la Champions. Hay que vencer «en cuatro partidos, el primero frente al City, para conquistar la Decimocuarta». El mensaje de los capitanes cala en el vestuario madridista. Los veteranos detallan que el torneo que ama el club se encuentra a tiro de 360 minutos de buen fútbol y la montaña ya no parece tan alta. Las palabras se han repetido varias veces en la cocina blanca, tras conquistar la Liga, y el reto no se antoja imposible.

Sí, el primer puerto de esa escalada es el más difícil, pues hay que eliminar al conjunto de Pep Guardiola por dos goles de diferencia. Pero los líderes de la plantilla advierten con una visión positiva que revoluciona al grupo que, como venzan en esa batalla, la moral adquiridad para acudir a Lisboa será la máxima.

Hay un dilema que los jefes del equipo se han puesto a solucionar desde el primer momento con la aquiescencia de Zidane. Una asignatura pendiente que ahora se estudia en Valdebebas en una labor de compañeros, privada, interna. Sergio Ramos está sancionado y no jugará en el Etihad. El centro de la retaguardia lo formarán Varane y Militao. El «stopper» francés, el quinto hombre del pasillo de seguridad del campeón de Liga, tras Ramos, Benzema, Casemiro y Courtois, ejercerá de Ramos el 7 de agosto. Será el líder de la defensa madridista. Ambos, Ramos y Varane, trabajan con Militao desde hace tiempo para que juegue a gusto en esa final europea y haga el partido de su vida.

Dos profesores idóneos

No hay mejores profesores para el brasileño que Ramos y Varane. Son los referentes de la mejor defensa de la Liga española. Los dos han ayudado a «Mili» para que se integre al esquema de juego del Real Madrid en una campaña repleta de toboganes de rendimiento. Lo ha tenido difícil el suramericano. Los dos estandartes de la zaga han faltado a muy pocos partidos. Ramos ha disputado 44 encuentros y ha marcado trece goles en total. Varane ha sumado 42, con tres dianas.

Esa constancia de sus dos espejos ha significado que Militao se haya quedado en 19 participaciones. Pero ha obtenido mayor protagonismo en esta última fase de la Liga. Fue titular ante el Alavés cuando el capitán cumplió sanción. También lo fue en la última jornada, en Leganés. Y ha recibido minutos en otros encuentros de esta segunda etapa del campeonato español, acabado con la primera Liga para el jugador que destacó en el Oporto y fue cazado por el Real Madrid. Militaosembró dudas en su partido frente al Betis el 8 de marzo, el último previo al confinamiento. Zidane lo situó de lateral derecho y no rindió. Fue un fallo general de todo el conjunto blanco, que perdió 2-1, pero el brasileño concentró el foco por los gestos de impotencia, negnando con la cabeza, que dirigía hacia Zidane. Fue simplemente una demostración de juvenud, de novatada, pues todo el grupo lo hizo mal y se perdió el liderato.

El regreso tras el confinamiento presentó un Real Madrid distinto, en forma, confiado en su potencial. Campeón. Y Militao se ha añadido a esas sensaciones de seguridad en sí mismo. Las muestras de apoyo del técnico al brasileño en los compromisos ligueros previos a la consecución del título dijeron mucho. Los saludos de fe que Ramos y Varane le brindaron en los partidos ofrecieron el dato de un cambio en el brasileño. Se sintió parte verdadera del equipo, importante. Su velocidad era meteórica y su forma de proteger el balón en su poder como último defensa, presionado por los rivales, sin demostrar prisas, girando y dando el toque a un compañero, explicaba muchas cosas.

Examen final

Zidane, Ramos y Varane le han puesto a prueba durante este periodo y ha superado el examen. Militao juega más a gusto por el lado derecho y Varane ha tenido la gallardía de cederle ese puesto y pasar al sitio de Ramos, central izquierdo. Así sucedió frente al Alavés. Normalmente, el jugador más veterano exige sitio para moverse mejor. Ahora, el francés, de acuerdo con Zizou, ha pensado en el equipo, no en su interés personal, y el suramericano se ha desenvuelto donde desea.

Militao y Varane pasaron bien aquel examen ante el cuadro alavesista. El brasileño también jugó bien en San Mamés. Ha mejorado ostensiblemente en estos dos meses finales. Los saludos, palma contra palma, de Ramos y Varane con el alumno aventajado indican que confían en él.

Abc


Etiquetas: