Polémica en Ecuador por posibilidad de tratar la COVID-19 con dióxido de cloro

  10 Julio 2020    Leído: 296
Polémica en Ecuador por posibilidad de tratar la COVID-19 con dióxido de cloro

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos ha afirmado que el compuesto es peligroso para la salud y que no sirve para tratar al coronavirus.

Edwin Villacís, integrante del Foro de Investigación de Andreas Kalcker en Ecuador, ha causado una polémica en Ecuador al afirmar que la enfermedad del coronavirus (COVID-19) se puede tratar con dióxido de cloro (también conocido como CDS).

“Hay oscuros intereses para que el producto no salga a la luz, pues es muy barato”, sostuvo Villacís ante la Comisión de Fiscalización y Control Político de la Asamblea Nacional de Ecuador.

El debate llegó hasta el Parlamento del país ante la insistencia del Foro, que le pidió a la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria que examine los supuestos beneficios del dióxido de cloro.

Ante la Comisión también se presentó incluso Andreas Kalcker, un biofísico alemán creador de la fórmula CDS, que busca validar su compuesto como potencial tratamiento a la COVID-19.

Kalcker aceptó en la sesión que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, uno de los entes reguladores más importantes del sector de la salud del mundo, desacreditó al dióxido de cloro como tratamiento.

El biofísico, sin embargo, aseguró que “no existe evidencia de muerte o efectos secundarios negativos por su consumo en 100 años”. “Esta incrementa en un 50% el oxígeno en personas enfermas”, sostuvo.

La FDA, de hecho, emitió en abril pasado un comunicado donde advertía del engaño en que incurrían los comercializadores que proponían al dióxido de cloro como tratamiento para el coronavirus.

“A pesar de advertencias previas, a la FDA le preocupa que todavía estamos viendo productos de dióxido de cloro a la venta con afirmaciones engañosas de que son seguros y eficaces para el tratamiento de enfermedades, ahora incluyendo el COVID-19. La venta de estos productos puede poner en peligro la salud de una persona y retrasar el tratamiento médico apropiado”, afirmó el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn

El comisionado aseveró, además, que la FDA continúa tomando medidas y vigilando los tratamientos fraudulentos durante esta emergencia de salud pública.

anadolu


Etiquetas: