Cómo la barba puede ayudar en una pelea

  25 Mayo 2020    Leído: 421
Cómo la barba puede ayudar en una pelea

Los científicos de la Universidad de Utah (EEUU) realizaron un inusual experimento que explica la utilidad de las barbas en los hombres.

Los científicos supusieron que la barba humana tiene una función semejante a la melena de un león. Es decir, protección contra los daños durante las peleas. 
En enfrentamientos violentos, los hombres suelen golpear la cabeza del oponente y la mandíbula inferior en la que crece la barba. Es probable que la presencia de vello suavice significativamente los golpes.

En el pasado, cuando los conflictos interpersonales tenían más probabilidades de resolverse por la fuerza física que por la negociación, la presencia de vello facial podía aumentar las posibilidades de supervivencia de un hombre y, en última instancia, su posición en el grupo.

Para probar esta hipótesis, los investigadores realizaron un experimento. 

Primero utilizaron fragmentos reales de la mandíbula inferior obtenidos de cadáveres, pero no obtuvieron suficientes muestras con una capa de piel homogénia ni completamente cubierta de pelo.

Por lo tanto, los científicos crearon modelos de mandíbulas hechas de fibra de vidrio y pegaron trozos de piel de oveja en ellas.


En el primer grupo, las pieles de la lana cuya longitud era de unos ocho centímetros se dejaban intactas. En otro, se cortaba para que quedaran de medio centímetro. En el tercer grupo, fueron afeitadas. 

Aunque el pelo de la piel de oveja es mucho más denso que el de la cara humana, los folículos humanos penetran más profundamente. Debido a esto, el volumen que ocupa el pelo de la barba y el vellocino no cortado es aproximadamente el mismo, precisaron los investigadores. 

Las muestras se colocaron en un yunque, en el que se bajó una varilla de 4,7 kilogramos y tres centímetros de diámetro. La altura fue calculada de manera que la varilla no dejara ninguna grieta visible en la fibra de vidrio cubierta con piel intacta. 

Los investigadores determinaron la velocidad de la varilla y su aceleración en el momento del contacto con la mandíbula artificial, la energía cinética que absorbía el modelo cubierto con piel de oveja y la carga resultante sobre él. Para cada tipo de muestra, se realizaron 20 pruebas.

Resultó que las mandíbulas artificiales con lana de longitud natural absorbieron hasta 37% más energía cinética durante el impacto en comparación con la lana cortada o afeitada. Lo más probable es que el largo de la lana fuera importante para reducir la tasa de impacto de la varilla sobre la fibra de vidrio.

"Los resultados de este estudio indican que el pelo es, en efecto, capaz de reducir significativamente la fuerza de impacto de un golpe contundente y de absorber energía", afirmaron los científicos. 

"Si lo mismo es cierto para el vello facial humano, entonces tener una barba completa puede ayudar a proteger las regiones vulnerables del esqueleto facial de los golpes dañinos, como la mandíbula. Presumiblemente, la barba completa también reduce las lesiones, laceraciones y contusiones en la piel y los músculos de la cara", agregaron.

Indicaron que las funciones protectoras de las barbas pueden proporcionar una ventaja en la competición masculina, y por lo tanto ser favorecidas selectivamente. 

"Esto también puede explicar por qué el vello facial se asocia con una alta masculinidad, dominio social y agresividad de comportamiento, ya que puede funcionar como un verdadero indicador del nivel de invulnerabilidad a las lesiones faciales", concluyeron.

El estudio se publicó en Integrative Organismal Biology.


Etiquetas: