El complicado panorama económico para México en 2020

  02 Abril 2020    Leído: 209
El complicado panorama económico para México en 2020

Existe una fuerte caída de la demanda del petróleo y otras materias primas, Petróleos de México se considera un “activo estratégico” pues buscará “realizar economía y evalúa medidas de apoyo adicionales”.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó al Congreso de la Unión las perspectivas económicas de finanzas públicas para el cierre del 2020, bajo el nombre de “Pre-Criterios 2021”. El objetivo es mitigar las consecuencias de la pandemia en ese sector que, de acuerdo con el pronóstico de la dependencia, el crecimiento del Producto Interno Bruto para el 2020 será entre -3.9 y 0.1%.

Por otro lado, las finanzas públicas de 2020, considerando el nivel de riesgo de la pandemia, aumentarían los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) 4.4% del Producto Interno Bruto (PIB); el balance público registrará un déficit del 3.3% y el balance primario será del -0.4%.

La propagación del coronavirus trajo consigo consecuencias caóticas a nivel mundial, entre ellas una de las peores crisis económicas alrededor del mundo. México ha reportado mil 378 contagios y cerca de 40 muertos hasta el primer día del mes de abril y la crisis ha frenado fuertemente la actividad económica del país.

Actualmente, se ha creado una elevada volatilidad en los mercados financieros, razón por la que el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) recortó el crecimiento global de 1.0% a una contracción de 1.5% entre el 5 y el 23 de marzo.

Hacienda señaló que el panorama económico global se deterioró de forma “rápida y significativa” en un periodo de tiempo muy reducido, sobre todo, por las medidas sanitarias que se implementaron para contener la enfermedad. Entre esos efectos, se encontró una fuerte caída de la demanda del petróleo y otras materias primas, generando una reducción de los precios a nivel internacional. Por lo que, de acuerdo con los “pre-criterios”, Petróleos de México se considera un “activo estratégico” pues buscará “realizar economía y evalúa medidas de apoyo adicionales”.

Entre los colchones que Hacienda aseguró que tiene el país para “reactivar la economía a mediano plazo” están:

- Fondos y reservas para enfrentar contingencias en materia de salud, incluidas las de tipo epidemiológico.

- Recursos en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) cuyo uso se orientará como estipula la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

- Reservas internacionales por 185.5 mil millones de dólares (mmd)

- Una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional por 61.4 mmd

- Líneas de intercambio de divisas con la Reserva Federal de 60.0 mmd y de 9.0 mmd con el Tesoro de los Estados Unidos.

- Coberturas petroleras tanto del Gobierno Federal como de Pemex para compensar la disminución de los ingresos ante reducciones en los precios del energético.

Por otro lado, el país cuenta con un perfil de deuda pública en el que la deuda externa neta del Gobierno Federal solo representa 22% del total, así como una tasa fija casi del 100%. Además, Hacienda señaló que el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores implementaron medidas para aumentar la liquidez y el otorgamiento de crédito, tales como la disminución de 50 mil millones de pesos del Depósito de Regulación Monetaria; subastas de crédito en dólares y flexibilización de la norma contable para bancos con el objetivo de diferir los pagos de capital e intereses en sectores comerciales, hipotecarios, personales, de nómina y automóviles.

Desde el 18 de marzo, se dio a conocer cuales serían las medidas para proteger a los mexicanos y las pequeñas empresas entre las que resaltan: la cantidad de un millón de pesos para las microempresas, considerando que éstas no tienen acceso al sistema financiero.

Además, 19 mil millones de pesos en préstamos de vivienda para aquellos trabajadores que vean afectados su empleo o ingresos y el adelanto de las pensiones para adultos mayores por 21 mil millones de pesos con el objetivo de que puedan solventar gastos extraordinarios que tengan durante la coyuntura.

El crecimiento económico para el 2021 se espera que sea mejor que la de este año y se ubique entre 1.5 y 3.5%, estimaciones realizadas y sustentadas en la actividad económica que se espera en el tercer y cuatro trimestre del año, al terminar la contingencia. Sin embargo, en materia de finanzas públicas habrá una disminución de los RFSP a 4.0% del PIB y un déficit primario de 0.6% del PIB.

infobae


Etiquetas: