Bebé de seis semanas de nacido muere por COVID-19 en Connecticut

  02 Abril 2020    Leído: 185
Bebé de seis semanas de nacido muere por COVID-19 en Connecticut

El gobernador del estado cree que esta sería una de las víctimas mortales más jóvenes que ha cobrado la pandemia.

El gobernador del estado de Connecticut en Estados Unidos, Ned Lamont, confirmó este miércoles que un bebé de seis semanas de nacido murió a causa del coronavirus, convirtiéndose en la segunda muerte de niños en el país.

Lamont escribió en su cuenta de Twitter que el bebé, proveniente del área de Hartford “llegó inconsciente a un hospital la semana pasada y no pudo ser revivido”.

Según el gobernador, este martes se reveló que el bebé resultó positivo para COVID-19.

Lamont aseveró que esta pérdida es una prueba de la importancia de quedarse en casa y limitar la exposición a otras personas. “Tu vida y la vida de otras personas podría depender literalmente de eso”, escribió el gobernador.

“Nuestras oraciones se encuentran con la familia en este difícil momento”.

La muerte se registró después de que funcionarios de Illinois informaran el sábado la primera muerte de un niño a causa del virus. El bebé de menos de un año de edad había sido diagnosticado con coronavirus.

Estados unidos sobrepasó este miércoles los 206.000 contagios, con más de 4.500 muertes.

En total, se han registrado 8.400 recuperaciones mientras líderes estatales y locales buscan mitigar la propagación del virus.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona. El COVID-19 se identificó por primera vez en un brote en Wuhan, China, en diciembre pasado y se ha extendido a cerca de 202 países y territorios.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una pandemia global el pasado miércoles 11 de marzo.

De más de 900 mil casos que han sido confirmados, más de 185 mil se han recuperado, mientras que las muertes superan las 46 mil, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins en EEUU.

A pesar del creciente número de casos, la mayoría de las personas infectadas sufre solo síntomas leves y se recupera.

anadolu


Etiquetas: