Putin visita a enfermos de coronavirus en un centro médico de Moscú

  25 Marzo 2020    Leído: 211
Putin visita a enfermos de coronavirus en un centro médico de Moscú

El presidente ruso se trasladó ayer al hospital de enfermedades infecciosas en la barriada de Kommunark, en el sur de la capital, en un gesto electoralista.

En un inequívoco gesto electoralista ante la votación popular prevista para el 22 de abril sobre una reforma constitucional que deja luz verde al presidente Vladímir Putin para seguir en el poder hasta 2036, se trasladó ayer al hospital de enfermedades infecciosas en la barriada de Kommunarka, al sur de Moscú, en donde se encuentra el mayor número de ingresados por coronavirus de todo el país.

Putin, que iba acompañado, entre otros, del alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, de la viceprimera ministra, Tatiana Gólikova, y de su portavoz, Dmitri Peskov, departió con los médicos y después se enfundó un traje de protección de color amarillo-naranja, se puso una escafandra y, según mostraron las cámaras, se fue a ver a uno de los pacientes, un joven de excelente aspecto y complexión llamado Dmitri Garkavi. «¿Cómo te sientes?», le preguntó al enfermo, que respondió: «Bien, gracias».

El jefe del centro sanitario de Kommunarka, Denís Protsenko, le dijo a Putin que los profesionales de la medicina «deberán estar preparados para lo peor». Y es que en las últimas horas los casos de COVID-19 se han incrementado en 163, lo que eleva la cifra total en Rusia a 658. En Moscú suman ya 410 personas infectadas.

Pero Sobianin cree que el número de infectados podría ser mucho mayor y así se lo ha hecho saber al jefe del Kremlin. Según sus palabras, «a muchas personas que están en sus casas con síntomas no se les ha hecho la prueba del coronavirus». Por otro lado, el alcalde de Moscú cree que las personas mayores de 65 años y los enfermos crónicos colapsarán el sistema sanitario ruso cuando se produzca el pico de la epidemia, por lo que propone que tal grupo de personas deben autoaislarse en sus domicilios, no sólo en la capital rusa, en donde la medida entra en vigor mañana, sino también en todos los centros de población importantes del país.

El Kremlin ha anunciado que Putin participará en la cumbre online del G20 convocada para el jueves por Arabia Saudí y para tratar la pandemia del coronavirus y su impacto en la economía mundial. Mientras, la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) debate en estos momentos un proyecto de ley para endurecer los castigos a quienes se salten una cuarentena o un aislamiento domiciliario. Las penas podrían elevarse hasta los siete años de cárcel si los contagios provocados por el infractor conllevan la muerte de más de una persona. La nueva norma prevé también introducir sanciones para quienes difundan bulos.

abc


Etiquetas: