Erdogan acusa a Grecia de comportarse como nazis por el trato a los migrantes

  12 Marzo 2020    Leído: 325
Erdogan acusa a Grecia de comportarse como nazis por el trato a los migrantes

Turquía advierte de que mantendrá su política fronteriza hasta que la UE ceda a sus demandas.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha acusado este miércoles a las fuerzas de seguridad griegas de comportarse como nazis por usar la violencia contra los migrantes que tratan de acceder a la UE cruzando desde Turquía a territorio heleno. Erdogan ha advertido de que mantendrá su política fronteriza hasta que la UE acceda a sus demandas, tales como una revisión de las aduanas, avances hacia la adhesión de Turquía en el bloque comunitario o una nueva inyección económica para aliviar la carga que suponen los más de tres millones de refugiados que viven en su territorio.

Decenas de miles de refugiados han intentado acceder a Grecia desde que el pasado 28 de febrero Turquía anunciara que no iba a contenerlos más en su territorio, rompiendo con el acuerdo migratorio firmado con Bruselas en 2016 por el que Ankara recibió 6.000 millones de euros. Desde entonces, la policía griega ha usado gas lacrimógeno y cañones de agua para frenar a los grupos de migrantes, y el Gobierno de Kyriakos Mitsotakis anunció a principios de marzo que suspendía durante un mes el derecho a pedir asilo. Tan solo en las dos últimas semanas, el Gobierno griego asegura que ha impedido entrar irregularmente en la UE a más de 42.000 personas.

“No hay diferencia alguna entre las imágenes de la frontera griega y lo que hicieron los nazis”, ha asegurado Erdogan en el Parlamento turco mientras enseñaba vídeos de lo ocurrido. “Abriendo fuego contra gente inocente, exponiéndolos a todo tipo de tratos inhumanos...Es una barbarie”, ha continuado Erdogan, mientras pedía a Grecia que permitiera cruzar a los migrantes para que pudieran continuar su travesía hacia países de Europa occidental. Atenas ha negado que sus fuerzas de seguridad dispararan munición real contra los refugiados, pese a las acusaciones de Ankara de haber provocado la muerte de cuatro migrantes.

“[Erdogan] está constantemente intentando torpedear el ambiente con declaraciones de este tipo”, ha comentado al respecto el portavoz del Gobierno griego, Stelios Petsas. “Quienquiera pedir asilo debería llamar a la puerta y pedirlo según el derecho internacional”, ha añadido, en respuesta a los intentos de cruzar de manera irregular.

El presidente turco ha anunciado que presentará sus demandas al bloque europeo el próximo 26 de marzo. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, han planificado visitas a Turquía para la semana que viene como parte del esfuerzo para solventar la crisis.

Turquía alberga más de tres millones y medio de refugiados de la guerra civil siria, conflicto a punto de entrar en su décimo año. En las últimas semanas, la ofensiva del Gobierno sirio en Idlib, la última provincia rebelde en el país, ha desatado otra oleada de desplazados que tratan de huir al país vecino huyendo de los combates. Durante la ofensiva ha habido enfrentamientos entre el Ejército sirio y las Fuerzas Armadas turcas, que apoyan a los rebeldes de la región —la mayoría de corte yihadista— y tienen desplegados 12 puestos de observación en la provincia. Aunque la semana pasada se alcanzó un alto el fuego gracias a la mediación de Rusia, Erdogan ha advertido este miércoles de que “no se limitará a responder contra el menor ataque” en Idlib si la tregua se rompe.

elpais


Etiquetas: