El partido de Marine Le Pen está al borde de la bancarrota

  21 Febrero 2020    Leído: 401
  El partido de Marine Le Pen está al borde de la bancarrota

Según la contabilidad oficial de la Comisión nacional de cuentas de campaña y financiación política (CNCCFP), el partido de Marine Le Pen, Agrupación Nacional (AN, ex Frente Nacional, FN), se encuentra al borde de la bancarrota, acumulando pérdidas, deudas y salarios a la alza de sus dirigentes.

Según las últimas cifras oficiales de la CNCCFP, correspondiente al año contable de 2018, AN habría acumulado 19,2 millones de euros de pérdidas y 24,4 millones de deudas. 2019 pudo agravar esa situación financiera, al borde de la quiebra y la insolvencia, que puede agravarse los próximos meses.

Un banco ruso reclama una deuda impagada de 9,4 millones de euros. El partido de Marine Le Pen adeuda a su padre, Jean-Marie, el patriarca de la extrema derecha francesa, otros 4,2 millones de euros. Varias asociaciones de personas y empresas que se consideran víctimas de facturas impagadas reclaman otros 11,6 millones de euros.

Al día de hoy, los bancos franceses han sido muy remisos a conceder crédito al partido de Marine Le Pen, considerándolo cliente «poco fiable». Ante esa evidencia, la presidenta de AN ha utilizado dos métodos de financiación: pedir crédito de bancos rusos, y vender “bonos” a sus simpatizantes, prometiendo beneficios del 5 %, a medio plazo.

La superposición de escándalos, en curso de instrucción judicial, agrava la crisis de liquidez, sin perspectivas de solución conocidas.

Salarios y gastos de «representación» de Marine Le Pen y el equipo dirigente de su partido, por un montante de 3,5 millones de euros, anuales, son una de las partidas más gravosas de los presupuestos de AN.

La «guardia pretoriana» de Marine Le Pen tiene unos salarios que oscilanentre los 6.000 y los 8.000 euros netos. La presidenta de AN tiene dos salarios oficiales. Como diputada, tiene un sueldo mensual de 5.000 euros netos, beneficiándose de otros 1.500 euros de gastos de representación, a los que pueden añadirse otros 1.000 o 1.500 destinados a pagar a sus asistentes parlamentarios.

Además de esos ingresos parlamentarios (6.500 / 7.000 euros), Marine Le Pen cobra de su propio partido otros 60.000 euros netos anuales, sumando unos ingresos de 11.000 a 12.000 euros mensuales.

abc.es


Etiquetas: