La UE ratifica hoy el tratado de salida del Reino Unido

  29 Enero 2020    Leído: 328
La UE ratifica hoy el tratado de salida del Reino Unido

Las instituciones europeas borran el rastro de la presencia británica en Bruselas.

El Parlamento Europeo votará hoy por la tarde la ratificación del Tratado de Retirada del Reino Unido de la UE en un ambiente extraño. En estas últimas horas antes de la consumación del divorcio, en las instituciones europeas funcionarios y periodistas aprovechan las últimas ocasiones para fotografiarse al lado de los ramilletes de banderas que todavía incluyen a la británica, antes de que sean retiradas el próximo primero de febrero como la señal más evidente de esta ruptura histórica. En la embajada británica tienen previsto hacer un video con el cambio de la placa de «Representación Permanente» a «misión permanente ante la UE», el mismo nivel que un país cualquiera. El museo de la historia europea guardará una de las banderas británicas que se retiran.

El presiente del Parlamento Europeo, David Sassoli, también ha organizado una ceremonia de despedida de los eurodiputados británicos que van a dejar de serlo en el momento en el que el país se desgaje del club comunitario en la medianoche del 31 de enero. Un espacio con flores neutras que para muchos parecía más digno de un funeral. No en vano, ayer se podía decir que era el momento de las lágrimas, aunque para algunos fueran de tristeza y para otros de alegría: el principal impulsor del Brexit, el nacional populista británico Nigel Farage, se dedicó ayer a recoger su despacho de Bruselas y hará hoy por la mañana su última rueda de prensa como miembro del Parlamento Europeo para dar cuenta de su satisfacción por el objetivo cumplido e inaugurar lo que él ha bautizado como «Brexodus».

Los servicios de seguridad de todas las instituciones, especialmente en el Consejo, han ordenado una renovación de todas las tarjetas de identificación, para poder asegurarse de que ya no hay ningún diplomático británico que guarde la suya para entrar en las áreas de seguridad de los edificios de las instituciones. Los funcionarios europeos de nacionalidad británica se podrán quedar en su trabajo, pero sin perspectivas de progresar en el escalafón y a la espera de que a la primera ocasión se les proponga una rápida jubilación. El actual embajador británico ante la UE, Tim Barrow, se despidió de sus colegas de los demás países en la última reunión del Coreper a la que asistía este lunes. El Servicio Europeo de Acción Exterior, por su parte, ya ha nombrado al portugués Joao Vale de Almeida, que ya lo ha sido en Washington y ante la ONU, como el nuevo embajador de la UE en Lóndres.

Uno de los más fervientes partidarios de la permanencia, el liberal británico, durante mucho tiempo un relevante miembro del Parlamento Europeo, Andrew Duft, decía que sus impresiones eran «complejas y confusas en este momento, aunque en ningún caso de sorpresa, porque siempre supe que el Brexit se produciría y que esto iba a pasar». Para el futuro «no excluyo que británicos decidan volver, pero eso dependerá sobre todo de que a Europa le vaya mejor, que se convierta en una potencia global más atractiva».

Tal vez ayude la conferencia sobre el futuro de Europa que ha convocado la Comisión para lanzart una larga reflexión durante los próximos dos años. A más corto plazo, los presidentes de las tres instituciones, la Comisión, Ursula von der Leyen, el Consejo, Charles Michel y el Parlamento, harán una declaración conjunta a los europeos. Además, Michel ha convocado una cumbre extraordinaria el 20 de febrero, teóricamente para avanzar en la negociación de los presupuestos, la principal discusión que el Brexit ha mantenido oculta, pero que es el símbolo de la voluntad de que la UE prevalezca por parte de los 27 que se quedan.

abc


Etiquetas: UE   ReinoUnido