Un posible caso de coronavirus detectado en un lujoso hotel frecuentado por celebridades en Australia

  29 Enero 2020    Leído: 972
Un posible caso de coronavirus detectado en un lujoso hotel frecuentado por celebridades en Australia

Un equipo de paramédicos provistos de trajes protectores llegaron al establecimiento este martes para hospitalizar a uno de los huéspedes.

Un posible caso de infección del nuevo coronavirus ha sido registrado en un lujoso hotel de Gold Coast, ciudad costera al este de Australia, informa The Daily Mail.

Paramédicos con trajes protectores arribaron este martes al hotel Peppers Broadbeach tras los informes de que uno de los clientes del establecimiento había mostrado síntomas del letal virus 2019-nCoV originado en la ciudad china de Wuhan.

Los especialistas sanitarios salieron del hotel 40 minutos más tarde escoltando a un hombre.


El coronavirus puede infectar desde una distancia de 2 metros y a través de los ojos
Un portavoz del servicio de ambulancias del estado de Queensland confirmó una intervención médica en la calle donde se halla el hotel y comunicó que un paciente había sido ingresado en un hospital de la ciudad en condición estable.

Asimismo, una fuente del personal de ambulancias señaló que el enfermo había visitado China recientemente, informa el diario británico citando a The Gold Coast Bulletin.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Queensland revelaron este martes que se había examinado a seis personas en el estado y todos ellos dieron negativo en las pruebas de 2019-nCoV. No obstante, los tests toman hasta seis horas y el resultado de este último paciente todavía se desconoce.

El hotel, con precios que llegan a unos 900 dólares estadounidenses por noche, es frecuentado por las celebridades. Por ejemplo, en 2016 acogió a la estrella del pop estadounidense Taylor Swift y su entonces novio, Tom Hiddleston.

El coronavirus ha provocado ya 132 muertos en China, mientras que la cantidad de infectados se estima en casi 6.000 personas.

RT


Etiquetas: Australia   coronovirus