Cuba rechaza motivos de Bolivia para romper relaciones diplomáticas

  27 Enero 2020    Leído: 255
Cuba rechaza motivos de Bolivia para romper relaciones diplomáticas

La Cancillería cubana objetó las “infundadas acusaciones” de La Paz, acerca de que el Gobierno cubano “ha afectado la relación bilateral y ha sido hostil” hacia las autoridades bolivianas.

Cuba rechazó este domingo los motivos que dio el Gobierno interino de Bolivia, en cabeza de Jeanine Áñez, para romper relaciones diplomáticas bilaterales.

La Habana objetó “categóricamente las infundadas acusaciones” de La Paz acerca de que el Gobierno cubano “ha afectado la relación bilateral y ha sido hostil” hacia las autoridades bolivianas.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia hizo pública la decisión del Gobierno golpista de suspender las relaciones diplomáticas con la República de Cuba, alegando que el Gobierno cubano ha afectado de manera sistemática la relación bilateral y ha sido hostil hacia las autoridades bolivianas”, señaló en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Según añadió el Gobierno del país caribeño, desde su “irrupción violenta en el poder, el 12 de noviembre del 2019, miembros del Gobierno de facto de ese país desarrollaron acciones sistemáticas para deteriorar y entorpecer” las relaciones bilaterales con Cuba.

El viernes, el ministro de la Presidencia boliviana, Yerko Núñez, dio a conocer la decisión de Áñez en una rueda de prensa.

Núñez explicó que esta determinación obedecía “a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller Bruno Rodríguez Parrilla y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el gobierno constitucional boliviano y su proceso democrático”.

El ministro recalcó que la decisión se produjo debido a que “el gobierno de Miguel Díaz Canel afectó las relaciones bilaterales de manera sistemática basadas en el respeto mutuo, los principios de no injerencia en asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados”.

Dos días después, La Habana le responde a La Paz y lamenta que las autoridades bolivianas “desplegaron una feroz campaña de mentiras y tergiversaciones contra Cuba”, en particular contra la cooperación médica cubana, que incitó “públicamente a la violencia” contra su personal de la salud e incluyó “allanamientos y registros brutales, ilegales e injustificados, acusaciones falsas y detenciones de colaboradores cubanos”.

En una extensa nota de prensa, el Ministerio de Exteriores cubano detalló cómo ha sido el rifirrafe entre los dos países desde la llegada al poder de Áñez, incluida la solicitud a Cuba el 14 de noviembre de 2019 de retirar a su embajador, quien regresó a La Habana el 7 de diciembre.

En el comunicado, la Cancillería dijo que las autoridades bolivianas, a las que califica de “golpistas”, “no deberían hacer recaer sobre Cuba la responsabilidad por su decisión de suspender las relaciones diplomáticas entre ambos países”, pues argumentó que la “hostilidad y las ofensas” no han emanado de su parte. 

El Ministerio recalcó que “Cuba ha actuado con paciencia y prudencia, en defensa y protección de sus nacionales y ha evitado la confrontación a pesar de la actuación reprochable de los golpistas”. 

Y concluyó diciendo que “reitera su respeto a los principios y normas del Derecho Internacional que rigen las relaciones entre los Estados y el estricto cumplimiento de su obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de otros Estados”.


Etiquetas: