La Fiscalía presenta a Weinstein como un "monstruo" y la defensa muestra correos de las víctimas donde dicen "te quiero"

  23 Enero 2020    Leído: 618
La Fiscalía presenta a Weinstein como un "monstruo" y la defensa muestra correos de las víctimas donde dicen "te quiero"

La fiscal aludió al "consentimiento" que alega el productor, recordando que cuando se da, "no es necesario engañar".

La Fiscalía del estado de Nueva York presentó este miércoles al productor de cine Harvey Weinstein como un "monstruo depredador" en la apertura oral del juicio por cinco delitos sexuales contra él, argumentando que manipuló a seis mujeres para forzarlas en incidentes ocurridos a lo largo de dos décadas. 

Durante unas dos horas, la fiscal asistente Meghan Hast expuso las historias de las dos denunciantes en las que se basa el caso, la ayudante de producción Mimi Haleyi y una aspirante a actriz de la que no se conocía el nombre y que es Jessica Mann, así como las de otras cuatro mujeres, entre ellas la intérprete Anabella Sciorra, que serán llamadas como testigos junto a una psiquiatra. 

Sin omitir detalles de los encuentros, Hast señaló que Weinstein seguía un patrón de comportamiento en el que ponía "a prueba" a las jóvenes para aprovecharse de ellas y, aludiendo al "consentimiento" que alega el productor, recordó que cuando este se da, "no es necesario engañar" para tener relaciones sexuales. 


La jornada de argumentos de apertura en el juicio, en el que Weinstein se enfrenta a una posible cadena perpetua, generó tal expectación que había medios haciendo cola desde las 4.30 h de la madrugada y en primera fila se vio a la prestigiosa abogada Gloria Allred, que defiende a Haleyi y Sciorra, o al fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance. 


Weinstein, de 67 años, llegó a la sala con antelación y sin su habitual andador, cojeando y con una visible dificultad para mantener el equilibrio hasta el punto que momentáneamente agarró de la chaqueta al abogado que le precedía. 

El productor se mantuvo en silencio y cabizbajo mientras Hast pedía a los 12 miembros del jurado y los tres suplentes que escucharan a las testigos, cuyas fotografías se proyectaron en pantalla, "con la mente abierta" al relatar "la realidad de cómo las víctimas actúan tras una agresión sexual". 

La fiscal se refirió a la relación continuada de algunas de las supuestas víctimas con Weinstein a través de mensajes o correos, como el martes anunció la defensa que expondría y ocurre en el caso de Jessica Mann, y alegó que "estaban siendo engañadas con la falsa promesa de ayuda profesional" y se sentían "atrapadas". 

Detalles de los encuentros
"Miriam se encontró a solas con el acusado en un loft enorme. Se sentaron en el sofá y hablaron, y entonces cambió su tono radicalmente", relató Hast, que resaltó la corpulencia de Weinstein, un hombre de mediana edad de unos 130 kilos de peso, frente a una joven veinteañera de unos 50 kilos que intentaba zafarse.

"La empujó a la cama con todo su peso sobre ella. Ella decía que no e intentaba levantarse, pero nada funcionó (...). Él puso la boca sobre su vagina. Ella imploró que parara y le dijo que llevaba un tampón. Él se lo arrancó y siguió agrediéndola sexualmente", sostuvo la fiscal.

Haleyi, todavía intentando "procesar" el incidente, no asistió a un estreno de cine y este la llamó enfadado, una estrategia para mantener "cerca a sus víctimas y asegurarse de que no denunciaban" que desembocó en un segundo encuentro en un hotel, supuestamente para una bebida, en el que acabó violándola en su habitación.


Por su parte, Jessica Mann era una joven con una "infancia de abusos" que había llegado a Los Ángeles en busca de trabajo y cuando conoció a Weinstein en una fiesta, en 2013, pensó que había logrado una "oportunidad laboral", pero estaba siendo engañada con las "pruebas" del productor, según Hast.

Weinstein le hizo "falsas promesas" sobre un papel en una película y la convocó en su hotel, donde la agarró, cerró la puerta y le hizo sexo oral a la fuerza.

Ese mismo año, Weinstein "decidió que quería más y lo obtuvo a la fuerza" violándola en un hotel en el que ella se estaba alojando en Nueva York, para lo que supuestamente tuvo que entrar al baño a "inyectarse" en el pene un fármaco para "tener una erección".

La Fiscalía reveló que, además de la actriz Annabella Sciorra, testificarán contra Weinstein para intentar establecer un patrón depredador tres mujeres previamente no identificadas: Dawn Dunning, Tarale Wulff y Lauren Young.

La versión de la defensa
Por su parte, los abogados de Harvey Weinstein sembraron la duda sobre las supuestas víctimas llamadas a testificar por la Fiscalía revelando correos en los que llegan a decirle "te quiero" y que "muestran dos realidades" distintas.

El letrado defensor Damon Cheronis tomó el turno de palabra para desmontar los relatos con los que las autoridades buscan exponer un comportamiento "depredador" por parte de Weinstein y, una a una, fue mostrando sus comunicaciones personales para probar que hubo "relaciones consensuadas". 

Antes de la pausa para comer en el juzgado, a Cheronis le dio tiempo a disputar con ayuda de una presentación de PowerPoint simple pero contundente la "cronología" de los incidentes con las dos denunciantes en el caso, la ayudante de producción Mimi Haleyi y la aspirante a actriz Jessica Mann. 


"Espero que estés muy bien. Paz y amor, Miriam", se leía en el último mensaje que la joven le envió en 2009, tres años después del supuesto sexo oral forzado por el que está imputado con un delito de violación y que, según Cheronis, muestra cómo su "historia siempre cambia para perjudicar a Harvey". 

En cuanto a la otra denunciante, Mann, el abogado aseguró ante los miembros del jurado que la supuesta "manipulación" de la que le acusa la Fiscalía está "lejos de la verdad", puesto que mensajes, entradas de diario, "lecturas de videntes" y otras pruebas muestran "una relación de cinco años" entre 2012 y 2017 con Weinstein. 

Cheronis apuntó en pantalla a un texto que Mann envió al productor en el que le decía "te quiero, siempre lo hago, pero odio sentirme como una 'booty call' (alguien a quien llamas de noche cuando te apetece sexo)" y otro en el que sostenía que su madre tenía ganas de conocerle. 

"No pueden ser las dos cosas, les vamos a mostrar la verdad y la verdad no cambia", agregó Cheronis, que alegó que en una nota de voz guardada en su teléfono la mujer consideró a Weinstein un "novio informal". 

Primer testigo
"Cuando escuchen los testimonios será emocional, pero no queremos avergonzar a víctimas: recuerden que estamos aquí para hacer preguntas que no se han preguntado", concluyó el abogado ante el jurado tras una disertación contundente en la que llamó a Weinstein por su nombre de pila en todo momento.


Al final de la jornada, la Fiscalía invitó al primer testigo, un ejecutivo llamado Lance Maerov que perteneció a la junta directiva de The Weinstein Company y que describió al productor como un hombre "extremadamente influyente y poderoso" que se comportaba de manera "diametralmente opuesta" en público y en privado".

La defensa no dejó escapar la oportunidad de volver a pedir al juez que suspendiera el juicio quejándose del "lenguaje inapropiado" empleado por la fiscal y las "irrelevantes" fotografías que mostraban a las testigos o a Weinstein con el expresidente Bill Clinton, pero una vez más, vieron denegada su petición.

20minutos


Etiquetas: Weinstein