Desaparece el diputado opositor que había denunciado los sobornos del chavismo

  22 Enero 2020    Leído: 355
Desaparece el diputado opositor que había denunciado los sobornos del chavismo

Las alarmas se han prendido hoy entre la oposición venezolana y los miembros del Parlamento democrático. El diputado Ismael León ha desaparecido cuando se trasladaba hacia el lugar elegido para sesionar al estar tomado el Palacio Federal Legislativo por la revolución. Sus compañeros temen que los cuerpos de seguridad del chavismo haya aprovechado para detenerle.

"No sabemos absolutamente nada de él, tenemos información de que fue interceptado por una comisión del FAES (Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional) en la avenida Libertador y fue secuestrado por la dictadura de Nicolás Maduro", subrayó la diputada Adriana Pichardo, compañera de filas de Léon en Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López.

"Hacemos un llamado a todos los organismos internacionales y desde esta Asamblea Nacional vamos a hacer todas las denuncias. Tememos por la vida del diputado Ismael León y de cómo se encuentre en este momento", añadió Pichardo.

León se suele desplazar en Metro por la capital, muchas veces en solitario. En las últimas semanas había realizado denuncias públicas contra los sobornos emprendidos por los millonarios boliburgueses y también contra las ejecuciones extrasumariales protagonizadas por agentes de las temidas FAES.

"Aquí en Venezuela tenemos que enfrentar ese problema tan grave que es el terrorismo", señaló León minutos antes de su desaparición, en relación a las denuncias realizadas ayer por su jefe de filas, Juan Guaidó, en la cumbre antiterrorista de Bogotá. "Terrorismo también es lo que hacen los colectivos (paramilitares chavistas) cuando golpean a un periodista o a un ciudadano. Terrorismo es lo que hace las FAES cuando persiguen de forma ilegal. Eso es terrorismo", destacó el diputado por Caracas, uno de los líderes del barrio popular de Catia.

Con León sumarían tres los diputados encarcelados por el Gobierno de Maduro. Juan Requesens, antiguo líder estudiantil, cumple más de 530 días en la sede de la policía política tras ser capturado de forma ilegal e inconstitucional. Otro diputado, Gilber Caro, lleva más de un mes arrestado, la tercera vez que se convierte en un preso político. A ellos hay que sumar 35 diputados exiliados y los constantes hostigamientos contra el resto.

"Ayer se cumplieron 30 días del secuestro del diputado Gilbert Caro y apenas ayer su abogada pudo tener un primero contacto con él. Está en una sede de la Policía Nacional en Caracas donde ni siquiera hay celdas y no ha tenido contacto con el resto de su familia. Estaba desorientado, no sabía ni qué fecha era", desveló Pichardo esta mañana.

elmundo.es


Etiquetas: