Ejército de Yemen mata a decenas de mercenarios saudíes en Saná

  18 Enero 2020    Leído: 562
Ejército de Yemen mata a decenas de mercenarios saudíes en Saná

El Ejército yemení, con el apoyo del movimiento popular Ansarolá, mata a decenas de mercenarios respaldados por Arabia Saudí en el este de Yemen.

Ansarolá anunció el viernes que sus tropas habían logrado repeler una feroz batalla a gran escala de las fuerzas lideradas por Arabia Saudí en el distrito de Nimh, en Saná (capital yemení), y matar o herir a decenas de ellas.

“Las fuerzas de agresión lanzaron un ataque muy amplio contra el distrito de Nihm, que duró desde la madrugada hasta hoy, con el apoyo de aviones de combate que ejecutaron ataques aéreos”, informó, a su vez, el portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari.

Además de destacar los daños que infligieron al enemigo, Sari subrayó que “confrontamos el avance y no lograron ningún progreso significativo”.

Tropas yemeníes atacan un desfile militar de tropas pro-saudíes
El vocero del Ejército de Yemen aseguró también que todos los intentos del enemigo saudí fracasarían y prometió tomar todas las medidas apropiadas contra esta escalada.


El poderío militar de los yemeníes ha logrado detener el sadismo del régimen saudí en su violenta agresión contra el país más pobre del mundo, dice un analista.


A finales del pasado diciembre, el general Sari adelantó que Yemen daría una “respuesta dolorosa” a Riad y denunció la pasividad de la comunidad internacional, que incita al régimen de los Al Saud a seguir con sus crímenes, derramando deliberadamente la sangre de los yemeníes.

Los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos, han dejado más de 100 000 yemeníes muertos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no cesa, la cifra de víctimas mortales podría llegar a situarse en 500 000 para finales del año 2020.

En estos momentos, el 80 por ciento de la población yemení necesita ayuda humanitaria, de modo que diez millones de personas están al borde de la hambruna y otros siete millones sufren desnutrición.


Etiquetas: