Identifican a una ballena con patas en un esqueleto hallado en un desierto de Egipto

  13 Diciembre 2019    Leído: 810
Identifican a una ballena con patas en un esqueleto hallado en un desierto de Egipto

Los científicos determinaron que este animal extinto contaba con cuatro extremidades, con las patas delanteras más robustas que las traseras.

Paleontólogos de la Universidad de Míchigan (EE.UU.) han identificado como pertenecientes a una ballena con patas los restos de un animal extinto hallados en la región desértica patrimonio de la humanidad de Uadi Al Hitan, al oeste del oasis de Fayún, en Egipto. 

Se trata de un cráneo parcialmente recuperado, una columna vertebral completa y otros huesos asociados que los investigadores atribuyeron a una especie previamente desconocida, bautizada como Aegicetus gehennae. En un artículo publicado este miércoles en la revista PLOS One , el animal es tipificado como ballena "protocétida", es decir, no perteneciente a los cetáceos tal y como los conocemos hoy día.

El cráneo de este mamífero marino, que se encuentra en el Museo Egipcio de Geología de El Cairo, se distingue por tener unas protuberancias óseas en la parte posterior de la cabeza. El equipo investigador centró gran parte de su atención en su extremidades, que incluyen algunos huesos largos, aunque no tan largos como se podía esperar de un animal de este tamaño capaz de caminar. El estudio revela que los huesos de sus patas delanteras y traseras eran similares en longitud, pero las segundas eran más robustas que los primeras.

Los científicos establecieron para este la fórmula vertebral de 7:15:4:4:9+, que contabiliza su número exacto de vértebras cervicales, torácicas, lumbares, sacras y el número conocido de vértebras caudales, puesto que el extremo de la cola, a partir de la novena vértebra, no ha sido recuperado. También hicieron un cálculo del peso en vida del ejemplar, que rondaría los 890 kilos.

El alargamiento de su estructura vertebral, la pérdida de una articulación pélvica y la reducción de las extremidades posteriores indican que el Aegicetus gehennae era más acuático y menos especializado en la natación de pie que las especies anteriores conocidas de protocétidos. Además, los paleontólogos creen que carecía en el extremo de su cola de la platija que tienen todas las ballenas actuales.


Etiquetas: