El príncipe y diseñador Khalid Al Qasimi murió de una sobredosis

  12 Diciembre 2019    Leído: 268
El príncipe y diseñador Khalid Al Qasimi murió de una sobredosis

El segundo hijo del jeque Mohammed Al Qasimi, de 39 años, falleció en julio en Londres por un abuso de cocaína y GHB, una sustancia usada a menudo en juegos sexuales.

El 1 de julio Khalid Al Qasimi, de 39 años, diseñador de moda e hijo del jeque Mohammed Al Qasimi, gobernante del territorio de Sharjah de Emiratos Árabes Unidos (EAU), fue hallado muerto en un apartamento del lujoso barrio de Knightsbridge, en Londres. Entonces la policía solo confirmó el fallecimiento y aseguró que estaban investigando las causas de lo sucedido. Ahora, cinco meses después, los medios británicos ya han filtrado el motivo de la muerte de Al Qasimi: las drogas.

Según indica The Daily Mail, el diseñador pasó sus últimas horas en el apartamento (valorado en casi 10 millones de euros) con un hombre llamado Yohan Escobar, que nunca se consideró sospechoso. La conexión entre ambos es "poco clara", según este medio. La investigación a la que ha tenido acceso el diario afirma que la causa de la muerte fue "una intoxicación por drogas" y que en su cuerpo se encontró cocaína en un nivel de consumo "recreativo".

Además, los investigadores también han hallado en su cuerpo otra sustancia llamada GHB, gamma hidroxibutirato. A menudo simplemente denominada G, se trata de una droga sintética —básicamente éxtasis líquido— que es muy común y que suele mezclarse en las bebidas. Puede provocar somnolencia, mareos, vómitos y llegar a bloquear el aparato respiratorio. A menudo se utiliza en juegos sexuales, ya que provoca euforia y alucinaciones y además incrementa la sensibilidad, la capacidad eréctil y retrasa el orgasmo. Según el Observatorio Europeo de Drogas, Reino Unido es el primer país de Europa (España el tercero, tras Dinamarca) que más sustancias sintéticas consume. 

La corte británica que ha juzgado el caso afirmó que la muerte estaba claramente relacionada con las drogas al encontrar más de 300 miligramos de GHB en la sangre del hombre. Escobar ha explicado que le vio consumir tanto esta sustancia como cocaína y que él también las tomó, aunque no forzó a Qasimi a hacerlo. Cuando se marchó del apartamento el 30 de junio sobre las nueve de la noche pensó que le dejaba dormido porque roncaba.

Las cámaras de circuito cerrado del edificio captaron a Qasimi por última vez un día antes de su muerte. Fue la mujer que limpiaba el piso, llamada Maria Kisaohanyan, quien encontró el cuerpo del hijo del mandatario la mañana del día 1 cuando entró con su propia llave, alrededor de las 10 de la mañana. Estaba sentado en el suelo del apartamento, junto a la esquina del sofá, y en un primer momento pensó que estaba dormido, pero al tocarle notó que algo no iba bien, llamó al gerente del edificio y le alertó de que llamara a una ambulancia. 

Khalid Al Qasimi —hijo del sultán fue siempre muy creativo y se trasladó a Londres con nueve años para guiar su formación en ese ámbito. De niño sintió una gran pasión por la fotografía, pero también por la arquitectura o la cerámica, pero su camino claro era la moda y por ello en 2008 fundó su firma homónima, Qasimi, tal y como ha expresado su familia en un comunicado que se leyó ante la corte, a la que no acudieron sus allegados. Además, explican, estaba muy implicado con causas sociales y en especial con los refugiados. Su padre, el jeque Mohammed Al Qasimi, ha gobernado en la ciudad de Sharjah —conocida por albergar una de las bienales de arte más famosas de Oriente Próximo— desde 1972. Precisamente el hermano mayor del fallecido, Mohammed bin Sultan Al Qasimi, murió a causa de una sobredosis de drogas en 1999, cuando tenía 24 años.

elpais


Etiquetas: KhalidAlQasimi   sobredosis