Birmania impugnará en La Haya las acusaciones de genocidio contra rohinyás

  10 Diciembre 2019    Leído: 919
Birmania impugnará en La Haya las acusaciones de genocidio contra rohinyás

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya comenzará las audiencias del caso Gambia versus Myanmar (Birmania), por un supuesto genocidio perpetrado contra la minoría rohinyá.

Durante la primera ronda de audiencias, de las 10:00 a las 13:00 (GMT+1), Gambia alegará la necesidad de adoptar medidas provisionales contra Birmania, a la que acusa de haber violado la Convención contra el Genocidio, aprobada en 1948 y en vigor desde 1951, con "operaciones de limpieza" que el ejército y otros cuerpos de seguridad birmanos llevaron a cabo contra la comunidad rohinyá.


El 11 de diciembre, en la misma tanda horaria, será presentado el primer alegato de la defensa.

Las audiencias continuarán el jueves 12 de diciembre.

La líder birmana, Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz 1991, viajó a La Haya para impugnar en persona la acusación presentada por Gambia.

La Convención contra el Genocidio entiende por tal delito cualquier acto perpetrado con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial, o religioso: matanza; lesión grave a la integridad física o mental; sometimiento intencional a condiciones de existencia que pueden acarrear la destrucción física, total o parcial; medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo; o traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima en torno a 933.000 en octubre pasado el número de rohinyás refugiados en el distrito bangladesí de Cox's Bazar, incluyendo casi 720.000 que huyeron de las persecuciones en Birmania desde el 25 de agosto de 2017.


Los rohinyás se establecieron en Arakán (antiguo nombre del estado de Rakáin) a finales del siglo XIX ya principios del XX, durante la época colonial cuando los británicos alentaron su traslado desde Bengala Occidental al norte de Birmania donde había escasez de mano de obra agrícola.

Birmania, una nación mayoritariamente budista, deniega ciudadanía y derechos civiles a esta comunidad musulmana estimada entre 1,1 y 1,5 millones de personas, alegando que son inmigrantes bengalíes.

Unos 600.000 rohinyás que permanecen en territorio birmano se enfrentan a una persecución sistemática y viven bajo la amenaza del genocidio, denunció en septiembre pasado la Misión Internacional Independiente de Investigación sobre Myanmar.

Sputnik


Etiquetas: Birmania   genocidio