La hoja de ruta de Mbappé hasta llegar al Real Madrid

  06 Diciembre 2019    Leído: 332
La hoja de ruta de Mbappé hasta llegar al Real Madrid

Ficha a la prestigiosa abogada Delphine Vertheyden para lograr su meta. Está molesto por ser sexto en el Balón de Oro y rechaza la gran oferta del PSG. Su único objetivo es ser jugador blanco y así quiere exponérselo a Nasser Al-Khelaifi.

Los meses de diciembre son oscuros para Kylian Mbappé. Cada vez que llega el último mes del año se entrega el Balón de Oro en su país y el futbolista se siente frustrado porque no aspira al premio que Modric entregó a Messi esta semana. Comprueba que militar en el PSG le priva de pujar por el trofeo, porque la Liga francesa no la valora nadie y las participaciones del equipo parisino en la Champions se cuentan por decepciones. Hace doce meses quedó cuarto, tras Modric, Cristiano y Griezmann. Y demostró su amargura con unas declaraciones que dejaban entrever que deseaba marcharse porque su equipo no aspira a nada en Europa. Ahora, su sensación de desencanto es mayor, pues ha sido sexto en las votaciones. «Si estuvieras en el Real Madrid lo habrías ganado tú», le dijo en su cara Delphine Vertheyden, la prestigiosa abogada que ha fichado para conseguir su objetivo: ser futbolista del Real Madrid.

Las palabras de la nueva abogada, experta negociadora de contratos y analista de planificación de futuros, fueron un latigazo en la mente de la joven estrella. Piensa coger el toro por los cuernos y atacar personalmente su gran pretensión. Sabe que brillar en la Liga española y disputar la Copa de Europa con el conjunto blanco es la mejor tribuna internacional para luchar por lo más grande. Los partidos del equipo madrileño son vistos en todo el mundo. Kylian Mbappé, su padre Wilfried y Delphine Vertheyden han trazado la hoja de ruta para llegar al Bernabéu.

El poder cambiará de mano

El enfado demostrado por el delantero al ser cambiado el miércoles por Tuchel en el triunfo sobre el Nantes, 2-1, es un capítulo más del desencuentro personal que Mbappé vive en el PSG, primero con el entrenador y después con el club. «Está falto de ritmo», adujo el técnico. Esas palabras le indignaron. Quiere marcharse y se siente atado por un contrato hasta 2022.

Nasser Al-Khelaifi se ha negado a escuchar ofertas hasta ahora. Pero es que Kylian nunca ha subido al despacho del presidente de la entidad parisina para decirle abiertamente que desea un traspaso. Sabe que esa hora ha llegado. La abogada se lo pide. Su padre y él tienen que reunirse con Al-Khelaifi para decirle que desean irse. Es el paso previo para poder iniciar cualquier operación.

El Real Madrid nunca emprenderá una negociación si el jugador no ha dado primero el salto necesario que demuestre con claridad que está dispuesto a marcharse. Llegada esa hipótesis, el club español hablaría directamente con Al-Khelaifi. Todos los rumores que se publican periódicamente no tienen el mayor valor porque Mbappé no tiene cláusula de rescisión y cualquier acuerdo pasará por un diálogo directo con el presidente del París Saint Germain. Se puede especular con presiones de toda índole, pero si el PSG no desea traspasarle no hay nada que hacer. No hay más presión que admitir negociar y poner precio.

La posición del París Saint Germain ha quedado clara al ofrecer a Mbappé una renovación millonaria por seis años, con una ficha de 30 millones netos. El futbolista ha rechazado la propuesta. Su meta es el Real Madrid y la hoja de ruta acordada con su padre y con Delphine Vertheyden es negarse siempre a la renovación, demostrar una visión firme de su futuro y reafirmar que quiere irse.

La abogada ha expuesto a padre e hijo que no caigan en las bambalinas del suculento dinero árabe que les tienta sin límite. Si son débiles, ambos pueden rubricar la continuidad de Kylian en París hasta los 27 años. Tendrían quevivir esa situación otros seis años. Desperdiciaría su carrera. Vertheyden les ha explicado que, aunque ahora vieran mucho dinero si firman, pueden ganar mucho más si pertenece al Real Madrid, pues los contratos publicitarios se duplicarán en cantidad y precio. Hoy es la imagen de Nike, Hublot y Good Gout. Vestido de blanco pasaría a ser el estandarte del club más famoso del mundo. La imagen del equipo de las trece Champions. La que tuvo Cristiano durante nueve años y ahora ha perdido, como Mbapé constata.

Kylian ya ha ganado mucho dinero a los 20 años, ha solucionado la vida a su familia y solo piensa en ser el mejor futbolista del planeta. De momento, el poder lo tiene Al-Khelaifi, pero el próximo año cambiarán las cosas. En 2020 restarán dos años para el final del contrato del francés y el PSG podría obtener un traspaso que sería récord mundial, superior a los 222 millones que pagó por Neymar. Si Al-Khelaifi no accede a negociar, en 2021 perderá el poder a manos del futbolista. Solo le quedará un año de ficha y su precio descenderá a los cien millones, como sucedió con Hazard.

Wilfried Mbappé, su padre, negoció con el PSG en 2017. Velaba entonces por el dinero. Ahora tiene la lección apendida. Hoy, su hijo estaría ganando lo mismo en el Real Madrid, pero con el plus de estar en el podio del Balón de Oro. Su madre, Fayza Lamari, escucha a Vertheyden y sueña con ver feliz a su hijo. Hoy no lo es, rodeado de millones.

abc


Etiquetas: RealMadrid   Mbappé