Irán abrirá pronto su primer puerto privado en el mar Caspio

  02 Diciembre 2019    Leído: 190
Irán abrirá pronto su primer puerto privado en el mar Caspio

El primer puerto privado entrará en funcionamiento en un futuro próximo en una provincia iraní aledaña al mar Caspio, informó el domingo un funcionario persa.

La cadena Press TV, citando a Alahyar Asadi, director de la sucursal de la Organización Marítima y de Puertos de Irán en la provincia nororiental de Golestan, aseguró que la construcción de dos rompeolas principales en el puerto de Jayeh Nafas está cerca de su etapa final, lo que facilitará la inauguración del nuevo puerto en un futuro próximo.

La nueva instalación portuaria, resaltó Asadi, impulsará enormemente el transporte marítimo en las costas orientales del mar Caspio y, por ende, el auge económico en la región de Golestan.

La mayor parte del comercio de Irán a través del mar Caspio se realiza a través de las costas occidentales y centrales, —de las provincias de Gilan y Mazandaran— con acceso a este espacio de agua cerrado.

Golestan, que limita con Turkmenistán, es un importante centro agrícola en la región y una puerta de entrada principal a los países de Asia Central.

La planificación del puerto de Jayeh Nafas comenzó en 2005 en el marco de un proyecto que buscaba crear más empleos en la región a través del aumento de intercambios con Rusia y Kazajistán, un país que se está convirtiendo en una ruta de tránsito para las cargas chinas que buscan llegar a Europa.

Por su parte, el gobernador de Golestan, Hadi Haqshenas, comentó que el puerto de Jayeh Nafas pronto comenzará a procesar grandes cargas con un primer barco que transportará madera que llegará al puerto en un futuro próximo.

Haqshenas detalló que el propietario privado del puerto había realizado una inversión inicial de unos 9 millones de dólares para la instalación emplazada sobre 176 hectáreas a unos 10 kilómetros de la ciudad de Bandar Torkaman y a 50 kilómetros de la capital provincial de Gorgan.

Además, indicó que el nuevo puerto tendrá capacidad para el atraque de barcos con un máximo de 5000 toneladas de carga en su primera fase de operación.

Los esfuerzos de Irán por avanzar en el campo marítimo tienen lugar en momentos en los que está bajo enormes presiones económicas ejercidas por el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, e intensificadas tras la salida unilateral de Washington del acuerdo nuclear.

De hecho, las autoridades iraníes resaltan que los embargos antiraníes de Washington, lejos de poder arrodillar a Teherán, han empujado al país persa hacia la autosuficiencia.

HispanTV


Etiquetas: