Kim Jong-un rechaza la invitación de Seúl a la cumbre Corea-ASEAN

  21 Noviembre 2019    Leído: 397
Kim Jong-un rechaza la invitación de Seúl a la cumbre Corea-ASEAN

El líder norcoreano, Kim Jong-un, recibió una invitación surcoreana para la cumbre de Corea y la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) pero no tomará parte, informó la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA).

El 5 de noviembre el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, envió una carta a Kim Jong-un donde lo invitaba a la cumbre.

"Nuestra posición consiste en que ahora, cuando ningún acuerdo logrado en Panmunjom y Pyongyang (...) se ha cumplido, una reunión oficial de los líderes del Norte y del Sur no es posible", se comunica.

Se destaca que los entes surcoreanos, en particular, el Ministerio de la Unificación, que tiene por objetivo reunir las dos Coreas, no renunció a la posición basada en la influencia extranjera, por lo cual las relaciones coreanas empeoraron.

El 17 de noviembre, Corea del Sur y Estados Unidos aplazaron un entrenamiento aéreo conjunto para apoyar las gestiones diplomáticas que buscan desnuclearizar la península de Corea.

Por su parte, el presidente del comité norcoreano para la paz en la región Asia-Pacífico, Kim Yong-chol, declaró que EEUU debería no posponer sino cesar por completo todos los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur.

Corea del Norte condiciona el diálogo sobre la desnuclearización a las garantías de su seguridad.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo del Norte, Kim Jong-un, celebraron tres reuniones en 2018, la última vez en Pyongyang.

Moon también estuvo presente en el encuentro simbólico que el presidente de EEUU, Donald Trump, mantuvo con Kim Jong-un en la zona desmilitarizada de Corea, el 30 de junio de 2019.

Durante la primera cumbre intercoreana, que se celebró en Panmunjom en abril de 2018, Moon y Kim reafirmaron el objetivo de lograr la desnuclearización completa de la península de Corea, poner fin a las acciones hostiles, reanudar las reuniones de las familias separadas por la guerra de 1950-53 y mejorar las relaciones bilaterales, incluyendo la apertura de una oficina de enlace en Kaesong.

Sin embargo, el proceso de distensión en la península de Corea se atascó.

En mayo pasado Pyongyang reanudó las pruebas de armas, tras una pausa de 17 meses, y llevó a cabo desde entonces más de una decena de lanzamientos de proyectiles.


Etiquetas: KimJong-un   Corea-ASEAN