La Policía francesa desaloja a los independentistas catalanes que bloqueaban la frontera

  12 Noviembre 2019    Leído: 637
  La Policía francesa desaloja a los independentistas catalanes que bloqueaban la frontera

 Agentes de la Gendarmería y de la Policía Nacional francesa comenzaron a desalojar a los manifestantes independentistas catalanes que desde el 11 de noviembre mantenían bloqueadas carreteras fronterizas entre Francia y España.

"Actuación policial por parte de la Gendarmería para desbloquear la vía", informó a través de sus perfiles en cuentas sociales la policía autonómica catalana, los Mossos d'Esquadra.


​Según informa en su edición digital el periódico catalán La Vanguardia, en el momento inicial del desalojo las autoridades lanzaron gas lacrimógeno para hacer retroceder a los manifestantes.

​Después de eso, la Policía francesa cargó contra los manifestantes, algunos de los cuales formaron barricadas en la carretera.


El principal paso fronterizo por carretera entre Francia y Cataluña en La Jonquera (Girona) se encuentra cortado desde las 9.00 (hora local) del 11 de noviembre en una acción convocada por el movimiento independentista Tsunami Democrático para pedir soluciones al Estado español sobre el conflicto territorial.

"O el Estado entiende que sentarse a hablar es la vía democrática para la resolución del conflicto, o su aislamiento será cada vez mayor", aseguró en un comunicado Tsunami Democrático, que busca atraer la atención internacional con su acción.


Además de crear un campamento improvisado en las vías para cortar el tránsito, los manifestantes también aparcaron sus coches en ambos sentidos de la frontera para ocasionar una situación de colapso.

La protesta, que aspira a durar tres días, ocasionó importantes retenciones en vías como la AP-7, la AP-9 o la carretera N-2.

El presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, afirmó este 12 de noviembre que respeta la acción del corte de tráfico en la frontera porque la administración catalana "defiende el derecho a la protesta".

Los Mossos d'Esquadra todavía no actuaron contra los manifestantes, aunque se comunicaron con ellos a través de megáfonos para comunicarles que empezarán a retirar los coches apostados en la vía si sus dueños no los retiran de forma voluntaria.

Según informan medios locales, la presión policial conjunta de las autoridades francesas y catalanas está haciendo retroceder a los manifestantes, que poco a poco desalojan la vía, aunque la protesta sigue sin estar disuelta. 

Sputnik


Etiquetas: