Turquía investiga la muerte de James Le Mesurier, impulsor de los ‘cascos blancos’ de Siria

  12 Noviembre 2019    Leído: 882
Turquía investiga la muerte de James Le Mesurier, impulsor de los ‘cascos blancos’ de Siria

El exmilitar británico fue hallado muerto este lunes a los pies de su apartamento en Estambul días después de que Rusia lo acusase de espionaje y lazos con grupos terroristas.

A primera hora de la mañana de este lunes, cuando los fieles acudían al rezo del alba en la mezquita de Kiliç Ali Pasa, en el barrio estambulí de Karaköy, hallaron el cuerpo sin vida de un hombre. Se trataba de James Le Mesurier, exoficial del Ejército británico y uno de los impulsores de la Defensa Civil Siria, más conocida como los cascos blancos, los voluntarios dedicados a rescatar a víctimas de los bombardeos en zonas bajo control rebelde en Siria.

De acuerdo con la información publicada por los medios turcos, Le Mesurier tenía fracturas en ambas piernas y en la cabeza y se hallaba a los pies de su apartamento, un inmueble de dos pisos, por lo que se ha barajado una caída desde el balcón como una de las posibles causas de la muerte. Con todo, los hechos que rodean su fallecimiento no están claros y la delegación provincial del Gobierno turco en Estambul explicó en un comunicado que se ha iniciado “una investigación judicial” sobre el caso.

Le Mesurier, de 43 años, se graduó en la Real Escuela Militar de Sandhurst de Inglaterra y sirvió como oficial en Irlanda del Norte, Bosnia y Kosovo. También ejerció en misiones de la ONU. Posteriormente fundó la organización Mayday Rescue, con sede en Ámsterdam y Estambul, y cuya principal misión consistía en ofrecer entrenamiento y financiación a los cascos blancos y para ello contaba con fondos de Naciones Unidas. Los cascos blancos han confirmado la noticia de la muerte y han dicho que acogen “con gran pesar” la desaparición de “un gran líder, visionario y estimado colega”, a la vez que pedían “dejarse de especulaciones innecesarias sobre la causa de su muerte hasta que la investigación haya sido completada”.

El pasado viernes, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, cargó duramente contra Le Mesurier, del que dijo “es un antiguo agente del [servicio secreto] británico MI6 al que se ha visto por todo el mundo, incluidos los Balcanes y Oriente Medio” y al que acusó de “tener conexiones con grupos terroristas”. Rusia y el Gobierno sirio de Bachar el Asad consideran a los cascos blancos una organización terrorista —han denunciado ataques químicos y otros crímenes del régimen— y aseguran que han manipulado escenarios de ataques para acusar a Moscú y Damasco de ellos. Otras fuentes, en cambio, señalan que su labor ha salvado a miles de personas. El presidente de EEUU, Donald Trump, aprobó el pasado octubre una ayuda extraordinaria de 4,5 millones de dólares (cerca de 4,1 millones de euros) para esta organización.

elpais


Etiquetas: Turquía   Siria   Rusia