Presidente de Chile asegura que escuchó "el mensaje de la gente" tras masiva marcha

  26 Octubre 2019    Leído: 485
Presidente de Chile asegura que escuchó "el mensaje de la gente" tras masiva marcha

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se refirió a la multitudinaria marcha que se desarrolló en Santiago, a la cuál llegaron 1.200.000 personas, afirmando que "todos hemos escuchado el mensaje".

"La multitudinaria, alegra y pacífica marcha hoy, donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos futuros y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos", tuiteó el mandatario.

En el contexto de las masivas manifestaciones ciudadanas que atraviesa el país sudamericano hace una semana, este viernes se realizó la que fue bautizada como "La Marcha Más Grande De Chile", cuya amplia convocatoria fue comentada y celebrada transversalmente por todos los sectores políticos, tanto por su masividad como por lo pacífica que fue.

Tras la explosión de las manifestaciones el pasado viernes 18 de octubre, el presidente anunció un paquete de medidas que incluyen un aumento en las pensiones de algunos grupos de jubilados; un aporte fiscal para garantizar un sueldo mínimo a algunos trabajadores; el alza de impuestos a quienes ganan más de 11.000 dólares al mes, entre otras medidas.

Sin embargo, desde la oposición política, las medidas fueron consideradas "insuficientes", asegurando que no cambian el modelo estructural del sistema, y lo mismo sucedió con la ciudadanía, que no dejó de manifestarse tras el anuncio.

Las movilizaciones comenzaron el lunes 14 de octubre en Chile debido a un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del Metro de Santiago, donde cientos de estudiantes y trabajadores saltaban por encima de los torniquetes de pago del tren subterráneo en las llamadas "evasiones masivas".

El sábado 19 de octubre, el presidente Piñera cedió y anunció que el pasaje no subiría de precio, pero con su anuncio las protestas no amainaron y al contrario, tomaron un cariz mucho más intenso, que incluyó incendios y destrucción de varias estaciones del Metro, y decenas de manifestaciones en diversos lugares del Chile con marchas y "cacerolazos" (salir a la calle en masa a golpear una cacerola).

Durante ese fin de semana surgió la consigna "no son 30 pesos, son 30 años", evidenciando que la gente se estaba manifestando ya no por el pasaje del Metro, sino por temas más de fondo, por injusticias que se arrastran hace 30 años desde la dictadura de Augusto Pinochet(1973-1990), y que, según muchos chilenos, se han ido profundizando también en democracia.


Etiquetas: