Ministro de medioambiente de Brasil vincula a Greenpeace con los derrames de petróleo en el mar

  25 Octubre 2019    Leído: 783
Ministro de medioambiente de Brasil vincula a Greenpeace con los derrames de petróleo en el mar

Ricardo Salles deslizó la posibilidad de que un barco de la organización ambientalista fuera el responsable del derrame de combustible en las costas del noreste.

El ministro de medioambiente de Brasil, Ricardo Salles, deslizó este jueves la posibilidad de que la organización ambiental Greenpeace haya sido la responsable de los derrames de petróleo que afectaron a las costas del noreste de esa nación suramericana. 

El funcionario, a través de Twitter, sugirió que una embarcación perteneciente a la entidad ambientalista "derramó petroleo venezolano", con lo cual además mantuvo la supuesta teoría de que el combustible hallado en las playas pertenecía al país caribeño, premisa que ha sido rechazada por las autoridades de Caracas.

"Hay algunas coincidencias en la vida, ¿no?... Parece que el barco #greenpixe estaba navegando en aguas internacionales, frente a la costa brasileña, en el momento del derrame de petróleo venezolano", escribió el funcionario. Cabe destacar que Salles, en lugar de 'peace', utilizó —de manera peyorativa— 'pixe', un término coloquial para definir las pintadas en las paredes de índole vandálica.

En otra publicación, el ministro respondió a una petición de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, para que se explicara de manera oficial ante su teoría del derrame. "Presidente, el barco de Greenpeace confirma que zarpó de la costa de Brasil en el momento de la aparición del petróleo venezolano y, al igual que sus miembros en tierra, no se ofreció como voluntario para ayudar", reforzó el titular de medioambiente.

La sede de Greenpeace en Brasil no tardó en rebatir al funcionario y, mediante las redes sociales, aseguró que si "el ministro realmente se preocupara por el medioambiente", sabría que su barco se encontraba en la Guyana Francesa al momento en que se vertió el combustible. 

"Tomaremos todas las medidas legales razonables contra todas las declaraciones hechas por el ministro Ricardo Salles. Las autoridades deben asumir la responsabilidad y tener en cuenta el estado de derecho en sus acciones", afirmaron desde la organización. 

Las acusaciones contra Greenpeace se produjeron un día después de que 19 de sus activistas fueran detenidos en Brasilia, tras verter tinta negra frente al Palacio de Planalto en protesta por las manchas de petróleo que actualmente contaminan playas del país.

¿Qué ocurrió en las costas de Brasil?

Desde hace casi dos meses, las costas de los estados del norte de Brasil se han visto contaminadas por inmensas cantidades de petróleo, que llegaron hasta un centenar de playas de varios distritos. El pasado 8 octubre, el presidente, Jair Bolsonaro, rechazó la posibilidad de que el combustible encontrado sea de origen local y especuló que la sustancia podía provenir de un naufragio extranjero, una fuga accidental o ser resultado de actividad criminal.

El alarmante escenario impulsó a que el Ejército mismo fuese alistado en las tareas de limpieza de las distintas playas. Los residuos retirados por las autoridades llegaron a las 600 toneladas, en una línea costera de un total de 2.250 kilómetros. 

Desde del Gobierno conjeturaron que "muy probablemente" el combustible vertido proviniera de Venezuela. En una audiencia ante el Congreso, el ministro Salles confirmó que, según el informe de la compañía petrolera brasileña Petrobras, todo apunta que, "accidental o no", un barco extranjero que navegaba cerca de las costas brasileñas provocó el derrame.

En Caracas rechazaron "categóricamente" las declaraciones del ministro brasileño. Tras un comunicado oficial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), consideraron "infundadas" las afirmaciones del funcionario: "No existe evidencia alguna de derrame de crudo en los campos petroleros de Venezuela, que pudiera haber generado daños al ecosistema marino del vecino país", sostuvieron las autoridades. 


Etiquetas: Brasil