Los laboristas amenazan con evitar nuevas elecciones hasta 2022

  24 Octubre 2019    Leído: 582
Los laboristas amenazan con evitar nuevas elecciones hasta 2022

La oposición desea condenar al primer ministro, Boris Johnson, a un largo purgatorio.

Tras el rechazo el martes por la Cámara de los Comunes del calendario draconiano propuesto por el Gobierno para la tramitación del proyecto de ley que traduce el Acuerdo de Retirada pactado con la Unión Europea, el presidente de la asamblea de diputados, John Bercow, afirmó que la legislación quedaba «técnicamente en el limbo».

El ministro responsable para la gestión de los Comunes, Jacob Rees-Mogg, católico, puntualizó que el papa Benedicto XVI abolió el limbo y sugirió que el proyecto de ley «no está en el cielo de su aprobación ni en el infierno de su fracaso; está sufriendo más bien las penas de quienes se encuentran en el purgatorio».

La incursión en la teología aterrizó bruscamente en la realidad material de un Gobierno sin mayoría, que espera dividido la decisión de la UE sobre la extensión que Boris Johnson se vio obligado a solicitar en la noche del sábado, en virtud de la ley promovida por la oposición para evitar una marcha abrupta el 31 de octubre.

El ministro para Irlanda del Norte, Julian Smith, que calificó como «muy mala» para la región una marcha sin acuerdo, en una reunión del comité parlamentario que supervisa la política sobre la provincia, ha aconsejado al primer ministro que presente de nuevo al Parlamento el proyecto de ley. Correía el peligro de ser enmendado de tal modo que sea inaceptable para Johnson. Otros asesores quieren provocar unas elecciones.

Johnson y el líder laborista, Jeremy Corbyn, se reunieron durante una hora pero no planean un nuevo encuentro. El conservador habría tanteado la disposición de su rival a apoyarle para convocar unas elecciones. Los laboristas condicionaban ese apoyo en la noche del martes a que la UE confirmase la extensión del Brexit hasta el 31 de enero.

Pero han cambiado su posición, afirmando ahora que solo sumarán sus escaños a los dos tercios necesarios para la convocatoria de elecciones a que quede descartada la marcha abrupta. Significa que podrían retrasar su apoyo al fin del periodo de transición. Según el Acuerdo, Reino Unido y la UE decidirán en junio de 2020 si hay suficiente avance en la negociación de la futura relación como para cerrarla al final de ese año o la extienden dos años más.

abc


Etiquetas: UE   laboristas   elecciones