Trump cancela su plan de celebrar la cumbre del G-7 en su club de golf de Miami

  20 Octubre 2019    Leído: 285
Trump cancela su plan de celebrar la cumbre del G-7 en su club de golf de Miami

El mandatario estadounidense había propuesto celebrar el evento internacional en el hotel de lujo Trump National Doral Miami.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó este fin de semana que su hotel de lujo, ubicado en Miami, no será sede del G7 en 2020. El mandatario, que días atrás había considerado al campo de golf Trump National Doral Miami como sede del evento, culpó a los medios de comunicación y a los demócratas por haber tenido que cambiar de planes.

"Basándonos tanto en la locura de los medios de comunicación y demócratas, así como en la hostilidad irracional, ya no consideraremos al Trump National Doral Miami, como el sitio anfitrión del G7 en 2020", escribió el inquilino de la Casa Blanca en Twitter, asegurando que se buscarán otras opciones.

"Pensé que estaba haciendo algo muy bueno por nuestro país", señaló Trump en otro tuit, explicando que el complejo se ubica en un lugar estratégico y cuenta con "tremendos salones de baile y salas de reuniones".

"Estaba dispuesto a hacerlo sin ningún beneficio o, si la ley lo permite, con costo cero para los Estados Unidos", recalcó, arremetiendo otra vez contra los medios de comunicación y sus "socios" políticos.

Las declaraciónes surgen después de que el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, anunciara el pasado jueves que la cumbre del grupo de los siete líderes de naciones desarrolladas, tendría lugar en el mencionado complejo turístico, que es propiedad del presidente Trump, recuerda Reuters.

Reacciones de rechazo
La propuesta despertó molestia en ciertos grupos políticos debido a que en la Constitución de EE.UU. existe una cláusula que prohíbe a los funcionarios gubernamentales recibir beneficios económicos de gobiernos extranjeros y nacionales sin la aprobación del Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros legisladores demócratas denunciaron la elección y aseguraron que sería investigado después de que Trump planteara por primera vez la idea en el mes de agosto.

A pesar de las críticas, Mulvaney precisó que Trump no se beneficiaría de la propiedad porque los cargos serían "al costo". Otro de sus argumentos fue que el complejo hotelero Doral "era millones de dólares más barato" que otras instalaciones, generando un "ahorro de aproximadamente el 50 %".

Por su parte, el primer mandatario ha mantenido la postura de que no está involucrado en sus negocios desde que asumió la presidencia de EE.UU. y que son sus hijos quienes se encargan de las operaciones diarias.

RT


Etiquetas: