Los kurdos de Siria miran a Damasco y Rusia para llenar el vacío de Estados Unidos

  09 Octubre 2019    Leído: 622
  Los kurdos de Siria miran a Damasco y Rusia para llenar el vacío de Estados Unidos

El Gobierno sirio respondió de forma inmediata e invitó a los kurdos a regresar a «la nación».

Los mandos de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) respondieron a la sorpresiva decisión de Donald Trump de retirar a sus soldados de la frontera con Turquía y dar luz verde a Recep Tayyip Erdogan para establecer una «zona de seguridad» al norte de Siria con el anuncio de un posible giro hacia Damasco y Moscú. «Si Estados Unidos evacua la zona y especialmente la zona fronteriza nosotros, como administración y como FDS, nos veremos forzados a estudiar todas las opciones disponibles», declaró a la agencia Reuters Badran Jia Kurd, alto cargo kurdo. Teniendo en cuenta la zona geográfica y la falta de tiempo ante la inminencia de una operación a gran escala por parte de Turquía, esas opciones pasan por «mantener conversaciones con Damasco o la parte rusa para llenar el vacío o bloquear el ataque turco, así que esto podría evolucionar y podría haber encuentros y contactos». El Gobierno sirio respondió de forma inmediata e invitó a los kurdos a regresar a «la nación».

Cuando Trump anunció por primera vez a finales de 2018 su intención de salir de Siria ya se produjo una negociación entre kurdos y Damasco, pero el presidente estadounidense dio marcha atrás y el proceso quedó en nada. Ahora el escenario es diferente porque los primeros 50 soldados de Estados Unidos, que en total tiene 200 hombres en el país, ya han evacuado sus bases en la frontera con Turquía y el ministerio de Defensa en Ankara anunció que «todos los preparativos con vistas a una operación han sido terminados». El Gobierno turco envió tropas y carros blindados de refuerzo a las ciudades fronterizas de Sanliurfa y Kilis con el objetivo de cruzar la frontera y alejar la amenaza de las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, grupo que encabeza las FDS, pero que Ankara considera «terrorista» por sus lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

No a la ocupación turca
Ante los planes de Erdogan de redibujar la frontera, el viceministro de Relaciones Exteriores sirio, Faysal Mekdad, declaró al diario Al Watan que «defenderemos todo el territorio sirio y no aceptaremos ninguna ocupación extranjera». El diplomático tuvo un mensaje directo para los kurdos a quienes recordó que «Siria es una e indivisible y aconsejamos a los que se han extraviado que regresen a la nación. La patria acoge a todos sus hijos». Desde el inicio de la guerra apenas se han producido choques entre los kurdos y las fuerzas leales a Bashar Al Assad y en varias ciudades de Rojava, el Kurdistán sirio, conviven con una especie de doble administración siria y kurda.

El acercamiento entre kurdos y Damasco no parece sencillo, pero la amenaza turca y la traición de Trump, que intentó matizar su decisión al amenazar a Erdogan con «destrozar la economía turca» si «sobrepasa los límites», podrían acelerar el proceso. El presidente estadounidense quiso hacer frente a la fuerte oleada de críticas, muchas de ellas desde su propio partido, y escribió en su cuenta de Twitter que «puede que estemos en el proceso de abandonar Siria, pero de ninguna manera hemos abandonado a los kurdos, que son personas especiales y luchadores maravillosos».

A la frontera turca llegaron durante toda la jornada refuerzos militares y también combatientes de facciones del Ejército Sirio Libre (ESL) armados y pagados por Turquía y que, como ocurrió en le cantón kurdo de Afrin a comienzos de 2018, serán la punta de lanza de la operación. El diario turco «Hurriyet» adelantó que la primera fase de la ofensiva se centrará en tomar el control de una franja de territorio de 120 km de largo y unos 30 km de ancho, entre las ciudades sirias de Tal Abyad y Ras al Ain. La segunda etapa alcanzará la frontera con Irak, lo que estirará la «zona de seguridad» hasta los 500 kilómetros.

Rusia, aliada militar de Al Assad, sigue con atención los movimientos en la zona y el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, señaló que «nadie nos avisó» de la decisión de Trump y aseguró desconocer qué tropas se retiran, de dónde y en qué cantidad, según recogió la agencia Sputnik.


Etiquetas: kurdos   Rusia   Siria