Perder 5 kilos en 10 días jugando ¿ajedrez? La ciencia explica cómo es posible

  20 Septiembre 2019    Leído: 694
Perder 5 kilos en 10 días jugando ¿ajedrez? La ciencia explica cómo es posible

Los campeones de ajedrez —uno de los deportes que menos movimiento exige— tienen un cronograma de ejercicios físicos y se alimentan como cualquier atleta profesional. Aunque casi no se mueven, los ajedrecistas pierden mucho peso. Conoce la realidad de los cracks y entiende por qué adelgazan con ese juego.

Fabiano Caruana, estadounidense, tiene 27 años y sus días comienzan así: una carrera de ocho kilómetros, una hora de tenis, media hora de baloncesto y al menos una hora de natación. Pareciera que Caruana se estuviera preparando para correr una triatlón, pero en realidad se está preparando para jugar al ajedrez. A sus 15 años fue el ajedrecista campeón más joven de la historia, y cumple con un programa estricto de ejercicio diario para competir mejor. 

La ciencia dice que mientras no está jugando, es mejor que se mantenga en movimiento para que cuando juegue pueda aumentar el suministro de oxígeno al cerebro y no gaste tanta energía, no pierda tanto peso. Sí: los ajedrecistas suelen perder mucho peso durante los torneos.

En 1984 el Campeonato Mundial de Ajedrez fue suspendido después de cinco meses y 48 partidos porque el campeón desde 1975, Anatoly Karpov, había perdido casi 10 kilos.
En 2004, el ganador uzbeko Rustam Kasimdzhanov se alejó del campeonato mundial al haber perdido casi ocho kilos.


Los grandes maestros en competición están sometidos a un constante torrente de estrés mental. Ese estrés hace que sus ritmos cardíacos aumenten, lo que obliga a sus cuerpos a producir más energía para, a su vez, producir más oxígeno. 

"Es un círculo vicioso y destructivo", explicaron los científicos Marcus Raichle y Philip Cryer, de la Universidad de Washington en St. Louis, en una entrevista con el canal deportivo ESPN para un reportaje sobre el ajedrez.

¿Cómo quema energía el ajedrez?
En 2018 la empresa estadounidense Polar estudió la frecuencia cardíaca del gran maestro ruso Mikhail Antipov, de 21 años, y descubrió que había quemado 560 calorías en dos horas de juego durante un torneo, más o menos lo que Roger Federer quema jugando al tenis una hora.

Un jugador de ajedrez puede quemar hasta 6.000 calorías en un día de torneo, tres veces más de lo que una persona promedio consume en un día, indicó el investigador Robert Sapolsky, de la Universidad de Stanford. 

"El estrés de los grandes maestros al ajedrez están a la par con el que experimentan los atletas de élite", aseguró en el mismo reportaje.

La frecuencia respiratoria de los ajedrecistas se triplica durante la competición, la presión arterial y las contracciones musculares se elevan antes, durante y después.


Todo esto se combina para producir una pérdida de peso promedio de casi un kilo al día, o alrededor de cuatro y cinco kilos y medio en el transcurso de un torneo de 10 días, donde cada gran maestro podría llegar a jugar cinco o seis veces. 

Caruana, que pesa 61 kilos, mientras compite baja unos seis kilos. "A veces me he pesado después de los torneos y he visto caer la balanza por debajo de 54 kilos", contó.

Además del estrés, hay otros dos factores que influyen en la pérdida de peso: los campeones comen menos durante los torneos, simplemente porque no tienen el tiempo o el apetito, a lo que se suman los cambios en los patrones de sueño; los ajedrecistas suelen soñar mucho durante los torneos y se despiertan fatigados.

Para combatirlo todo, los jugadores de hoy han comenzado a incorporar estrictos regímenes de alimentación y acondicionamiento físico. De esta forma logran aumentar el suministro de oxígeno al cerebro durante los torneos, además de prevenir las caídas relacionadas con el azúcar y mantener su energía. 

¿Cuáles son los secretos de los cracks?

El gran nombre de 1999, Maurice Ashley, afirmó a ESPN que el primer gran maestro indio, Viswanathan Anand (campeón en el 2000), hacía dos horas de cardio cada noche para cansarse y no soñar con el ajedrez; y que el uzbeco Rustam Kasimdzhanov, campeón de 2004, bebe sólo té durante los torneos y juega al tenis y al baloncesto todos los días. 

Sin embargo, ninguno de estos grandes maestros ha perfeccionado su rutina física como el actual campeón del mundo, Magnus Carlsen. Antes de los torneos hace ejercicio durante horas: corre, perfecciona sus posturas de yoga, juega al fútbol con sus amigos. 

Antes del campeonato mundial de 2018, iba a esquiar todos los días y tuiteaba que eso fortalecía sus piernas y su fuerza de voluntad para llegar a la meta. 


​Contrató a un chef personal, Magnus Forssell, que viaja con él para asegurarse de que coma lo necesario. Pero Carlsen tiene otros secretos: mastica chicle durante los juegos para tratar de aumentar la función cerebral sin perder energía; da golpecitos rítmicos en las piernas para mantener su cerebro y su cuerpo alerta entre movimientos; se 'sienta' diferente. 

Pues sí, según un estudio de la revista Journal of Physical Therapy Science, muchos ajedrecistas llevan sus cuellos demasiado hacia adelante, lo que puede resultar en una pérdida del 30% de la capacidad pulmonar y aumentar el nivel de estrés.

Sputnik


Etiquetas: ciencia   ajedrez