Rusia ve imposible canjear a Bútina por el estadounidense Paul Whelan acusado de espionaje

  25 Mayo 2019    Leído: 177
Rusia ve imposible canjear a Bútina por el estadounidense Paul Whelan acusado de espionaje

 El viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, aseguró que resulta imposible canjear al estadounidense Paul Whelan, detenido bajo sospecha de espionaje a finales de 2018, por la rusa María Bútina, ya que no existe ningún veredicto sobre el ciudadano norteamericano.

"Es completamente imposible, tomando en cuenta que él no ha sido condenado, las propuestas de canje se referían por la parte nuestra solo a Víktor Bout y a Konstantín Yaroshenko, no propusimos cambiar a ningún otro ciudadano ruso", destacó el diplomático.

Riabkov subrayó que, por el momento, no no ha sido dictado un veredicto contra Whelan, y las declaraciones de la embajada de EEUU de que las pruebas de su delito no fueron presentadas "no cambian nada al respecto".


Según el vicecanciller ruso, Moscú ha presentado con anterioridad la propuesta de canjear a Bout y a Yaroshenko, pero Washington no ha mostrado interés.

Bout fue arrestado en Tailandia en 2008 en el marco de una operación de los servicios de seguridad estadounidenses y extraditado a EEUU en 2010, que lo condenó a 25 años de cárcel por supuesta conspiración para matar a ciudadanos de EEUU por aceptar el suministro de armas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una organización guerrillera que abandonó recientemente la lucha armada pero que es catalogada por la Casa Blanca como terrorista.

El Gobierno de Rusia sostiene que la acusación se basa en motivos políticos y solicitó varias veces a EEUU la libertad de Bout.


El piloto ruso Konstantín Yaroshenko fue detenido en Liberia en 2010 y extraditado a EEUU donde fue acusado de conspiración para traficar drogas y condenado a 20 años de prisión en 2011.

En 2016, la Corte de Apelaciones de Nueva York rechazó revisar su sentencia. Yaroshenko, convencido de que su caso es políticamente motivado, rehusó presentar nuevos recursos.

Bútina, detenida en EEUU desde mediados de julio del año pasado, se declaró culpable de conspirar para actuar como agente extranjera no registrada.

Sin embargo, el presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que la acusación contra esa mujer era injustificada, ya que la misma no cumplía ninguna ninguna misión de Moscú.
El 26 de abril un tribunal federal de EEUU sentenció a Bútina a un año y medio de prisión.

El 31 de diciembre pasado, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso anunció que el estadounidense Paul Whelan había sido detenido el día 28 en Moscú mientras realizaba actividades de espionaje.

El hombre de 49 años había entrado a Rusia con un pasaporte estadounidense, pero también contaba con documentos de identidad del Reino Unido, Canadá e Irlanda.

Las leyes vigentes en Rusia prevén una pena de 10 a 20 años de cárcel por el delito de espionaje.

Whelan niega los cargos e insiste en que llegó a Rusia para asistir a la boda de un amigo.

Sputnik


Etiquetas: