Huawei ya está en la lista negra: ¿cuáles serán las consecuencias?

  23 Mayo 2019    Leído: 230
Huawei ya está en la lista negra: ¿cuáles serán las consecuencias?

El deseo de Estados Unidos de ayudar a sus empresas podría tener para estas consecuencias negativas. La ayuda ha llegado metiendo a Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio con el pretexto de la seguridad nacional. Ahora, cualquier empresa de EEUU que quiera comerciar con Huawei necesitará una licencia de Comercio.

En 2018 ya había ocurrido algo parecido. La Administración Trump prohibió que las telecomunicaciones de los organismos del Estado —el Pentágono, por ejemplo- utilizasen equipos de toda una serie de marcas china.

Ya estaba entre ellas Huawei. A la empresa china también se le prohibió participar en el tendido de la futura red 5G estadounidense. Además de Australia, Nueva Zelanda y Japón, ningún otro país le ha cerrado por ahora la puerta a la empresa china porque su cuota en el mercado de telecomunicaciones es demasiado grande.

El fundador de Huawei afirma que EEUU "subestima" la fuerza de su empresa
Ahora y con la guerra comercial como telón de fondo, el Departamento de Comercio de EEUU prohibirá a Huawei y a 70 empresas con lazos con esta utilizar los servicios que ofrecen las estadounidenses. Entre ellas figuran Google y Qualcomm. Eso le complicará la vida a Huawei porque sus terminales funcionan con Android —desarrollado por Google- y con chips de tecnología estadounidense.

Pero el paso de Estados Unidos golpeará también a los hasta ahora socios de la firma china. Entre los cuales figuran Qualcomm, Intel y NVidia. Según los datos de la propia Huawei, en 2018 compró componentes extranjeros por valor de 70.000 millones de dólares a 13.000 proveedores, de los cuales 11.000 millones acabaron en manos de los socios estadounidenses. Así que después de que se hiciese público el nuevo golpe de EEUU a China, casi todas las tecnológicas estadounidenses cerraron con pérdidas.

Según unas declaraciones de Adam Segal, director de ciberseguridad del Consejo de Relaciones Exteriores de EEUU, a la CNBC, Pekín podría boicotear los productos estadounidenses. Ya lo ha hecho en otras ocasiones con los productos de países con los que no se lleva bien políticamente, señala. Apple sería la empresa que saldría peor parada de ese escenario porque todos sus productos se ensamblan casi completamente de principio a fin en China.

Donald Trump ha animado en muchas ocasiones a las empresas del país a dejar de producir sus productos en China y hacerlo en Estados Unidos. Las pantallas OLED, los escáneres faciales, las cámaras… son todos componentes fabricados en China porque eso abarata costes y reduce el precio final del producto.

La otra cara de la moneda es que Estados Unidos produce principalmente productos de alta tecnología que están situados en los niveles más altos de la cadena de suministro. China se encuentra en un nivel más bajo. "Su posición respecto a Estados Unidos es más débil", reconoce Gong Hongle, experto del Instituto de Investigación de Relaciones Internacionales de la Universidad de Nankín (China), y agrega que "esa cadena de producción está llena de gente". Por eso, explica, desde el punto de vista de EEUU limitar a Huawei "es completamente contraproducente".

"Estados Unidos produce principalmente productos de alta tecnología; está situado en los niveles más altos de la cadena de suministro, y China se encuentra en un nivel más bajo. Si se toman medidas estrictas contra Apple, la propia producción china se verá afectada", reconoce.

La respuesta de China al aumento de las tarifas de sus exportaciones a Estados Unidos fue presentar formalmente una queja ante la Organización Mundial del Comercio, recuerda el experto. En esa queja, el gigante asiático explicaba que el proteccionismo de EEUU representaba una amenaza a los principios del comercio internacional. Motivo por el que si China se alza como estandarte de la globalización mundial, no puede actuar bajo los mismos principios de Estados Unidos, explica Gong.

"La probabilidad de que China adopte medidas contra las empresas estadounidenses, sobre todo contra aquellas que ocupan un gran porcentaje de la cadena de producción, es bastante pequeña", señala.

Pero incluso si China no responde, no se sabe si haber prohibido al proveedor de servicios de telecomunicaciones más grande del mundo comerciar con empresas estadounidenses tendrá beneficios para estas empresas, añade. Según aclaran desde Huawei y a propósito de los últimos pasos norteamericanos, que Estados Unidos los limite no les ayudará a ganar en seguridad ni los hará más fuertes. Solo les obligará, dicen desde la compañía, a utilizar productos alternativos de menor calidad pero a un precio más elevado. Lo que los colocará por detrás de otros países en la carrera por el 5G. Sputnik


Etiquetas: