ONU insta a investigar crímenes de fuerzas británicas en Irak

  20 Mayo 2019    Leído: 171
ONU insta a investigar crímenes de fuerzas británicas en Irak

La ONU llama a Londres a investigar las denuncias de abusos de sus tropas en Irak, luego de que una ministra británica sugiriera amnistiar a los implicados.

El Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas (CAT, por sus siglas en inglés) consideró imperante abrir una investigación pública independiente sobre las denuncias de asesinato, tortura y abuso cometidas por las fuerzas británicas durante la invasión a Irak en 2003.

El panel del CAT determinó que el Reino Unido debe “abstenerse” de presentar leyes que concedan una amnistía a las tropas que podrían haber estado implicadas en crímenes de guerra, según informó el domingo la agencia rusa Sputnik.

Asimismo, puso de relieve su creciente preocupación por la evidente falta de procesamientos por crímenes de guerra, incluida la tortura, a raíz de la lista del antiguo Equipo de Alegaciones Históricas de Irak (IHAT, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, la secretaria de Defensa del Reino Unido, Penny Mordaunt, dijo que propondría una ley para proteger a los soldados de investigaciones sobre acciones en campos de batalla extranjeros después de 10 años, excepto en “circunstancias excepcionales”.

“Siempre vamos a responsabilizar a nuestras fuerzas armadas y la cadena de mando, pero quiero asegurarnos de que nuestro personal de servicio no será víctima de acusaciones infundadas, como vimos en el caso del IHAT, o perseguidos injustamente por los eventos que tuvieron lugar hace décadas”, adujo la ministra británica, refiriéndose al desbaratado IHAT.

El Equipo de Alegaciones Históricas de Irak fue creado por el Gobierno de Londres, dirigido por laboristas, para investigar las denuncias de abuso de civiles iraquíes por parte de los militares británicos. Recibió casi 3500 denuncias de maltrato.

Con el tiempo, surgieron una serie de acusaciones impactantes sobre las tropas británicas en la prensa sobre soldados que golpeaban y humillaban a los prisioneros iraquíes y tomaban fotografías de los abusos. Sin embargo, Londres canceló el equipo de investigación criminal, dejando preguntas sin respuesta sobre la escala de abusos y responsabilidad.

En marzo de 2003, EE.UU. y el Reino Unido invadieron Irak, so pretexto de acabar con las “armas de destrucción masiva”, de las que nunca se encontró rastro alguno en el país mesopotámico. Aproximadamente medio millón de iraquíes murieron como consecuencia de la invasión y ocupación de Irak, según reveló un grupo de investigadores de EE.UU., Irak y Canadá.


Etiquetas: