El mundo condena la ejecución en masa de 37 disidentes saudíes

  29 Abril 2019    Leído: 149
  El mundo condena la ejecución en masa de 37 disidentes saudíes

La ejecución de 37 disidentes saudíes por el régimen de los Al Saud ha provocado un aluvión de rechazos y condenas a nivel mundial.

Grupos pro derechos humanos como Human Rights Watch (HRW) denuncian una y otra vez la ejecución de 37 ciudadanos el 23 de abril por orden del régimen saudí. En su mayoría eran activistas chiíes, y los acusaban de “terrorismo”.

“Las ejecuciones masivas no son la señal de un gobierno ‘reformista’, sino más bien la señal de un ejecutivo autocrático y caprichoso”, repite Michael Page, subdirector de Oriente Medio de HRW.

Entre los decapitados figuraban tres jóvenes menores de edad en el momento en que fueron acusados de presuntos “crímenes” de terrorismo. Una de las víctimas, Muytaba al-Sweikat, fue arrestado en 2012 cuando estaba a punto de abordar un avión con destino a Estados Unidos para asistir a la universidad, según HRW.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, reprobó a su vez este “impactante” crimen. “Condeno rotundamente estas impactantes ejecuciones en masa en seis ciudades de Arabia Saudí, a pesar de las graves dudas planteadas sobre esos casos por numerosos relatores especiales de las Naciones Unidas, el Comité para los Derechos del Niño y otras instituciones”, denunció Bachelet.

La Unión Europea (UE), a su vez, arremetió contra la autarquía saudí por ejecutar en masa a decenas de activistas. “Es un castigo cruel e inhumano, que no tiene un efecto disuasorio y representa una negativa inaceptable de la dignidad y la integridad”, reza el bloque.

Amnistía Internacional (AI) también levanta su voz para condenar la decapitación de oponentes. El organismo denuncia que los Al Saud utilizan “la pena de muerte como una herramienta política para aplastar la disidencia”.

Documentos recién revelados por la cadena estadounidense de noticias CNN demuestran que las 37 víctimas habían confesado “bajo tortura” en las cárceles saudíes.

Organismos pro derechos humanos denuncian que Riad ha aumentado de forma exponencial la represión, el arresto, la encarcelación y la ejecución de activistas  que luchan por sus derechos civiles. Además, los somete a brutales torturas, agresiones sexuales incluidas.

HispanTV.es


Etiquetas: