Trump reanuda las sanciones contra el régimen iraní

  23 Abril 2019    Leído: 630
Trump reanuda las sanciones contra el régimen iraní

Aumentan las presiones sobre las petroleras, entre ellas las españolas.

El Gobierno norteamericano sancionará a partir del 2 de mayo a todos los países, incluidos los de la Unión Europea, que adquieran petróleo extraído en Irán, según anunció ayer la Casa Blanca. Aunque las empresas españolas Cepsa y Repsol ya habían cortado las importaciones de crudo iraní de forma cautelar, el anuncio efectuado ayer supone una prohibición a largo plazo bajo amenaza de penalizaciones y riesgo para los intereses de estas compañías en Estados Unidos.

A finales del año pasado, el Gobierno norteamericano concedió a ocho países una exención temporal de seis meses dada su elevada dependencia del crudo iraní. Se trataba de Japón, China, India, Corea del Sur, Turquía, Taiwán, Italia y Grecia. Los tres últimos ya habían dejado de adquirir crudo iraní dadas las presiones de la Casa Blanca, que ayer dijo en un comunicado que su objetivo es «que las ventas de crudo por parte de Irán al extranjero se reduzcan a cero».

Esta decisión es el golpe final de Donald Trump al acuerdo nuclear que su predecesor, Barack Obama, negoció en 2015 con Irán respaldado por las principales potencias europeas. Según el Gobierno norteamericano, el malogrado pacto nuclear permitió al régimen iraní alcanzar unos ingresos anuales por venta de crudo de hasta 50.000 millones de dólares (unos 45.000 millones de euros).

«El régimen emplea ese dinero para financiar a grupos terroristas como Hamás o Hizbolá y para desarrollar su programa de misiles», dijo ayer el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo. «Además Irán tiene un papel claro de apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Muchos países en América Latina ya han entendido que la propia naturaleza de la República Islámica es una amenaza para ciudadanos de todo el mundo», añadió.

La vista en Venezuela
Washington redobla así su presión sobre las empresas petrolíferas europeas, en especial las españolas, ya que Pompeo ha advertido de que el embargo sobre el crudo de Irán es un modelo que pretende seguir para otras sanciones que estudia para el régimen de Maduro en Venezuela. Hace tres semanas, en una reunión bilateral, el propio secretario de Estado norteamericano le trasladó a su homólogo español, Josep Borrell, su insatisfacción con Repsol por seguir recibiendo cargamentos de crudo de Venezuela. En realidad la petrolera estatal venezolana paga con esos envíos una deuda contraída previamente con la empresa española.

Cumpliendo una promesa de campaña, en mayo de 2018 Trump retiró a EE.UU. de forma unilateral del acuerdo nuclear con Irán y dictó nuevas sanciones que afectan especialmente al sector petrolífero, principal fuente de ingresos del régimen.

Abc


Etiquetas: Trump   régimeniraní   sanciones