La Eurocámara da el primer paso para definir a Gibraltar como “colonia” tras el Brexit

  03 Abril 2019    Leído: 477
La Eurocámara da el primer paso para definir a Gibraltar como “colonia” tras el Brexit

La comisión de Interior da el visto bueno al texto entre críticas al Gobierno español.

España ve despejado el camino para que Gibraltar sea considerada "colonia" por primera vez en una ley comunitaria. La comisión de Libertades, Justicia e Interior del Parlamento Europeo ha dado luz verde este miércoles al reglamento sobre exención de visados, en el que el Gobierno español, para disgusto de Londres, logró introducir una nota a pie de página que define al Peñón como "colonia de la corona británica". La norma queda pendiente ahora de una última votación del pleno de la Eurocámara y de la ratificación de los Gobiernos de la UE, pero el trámite parece, a priori, resuelto.

El reglamento ha contado con 38 votos a favor, ocho en contra y tres abstenciones. Y su aprobación ha estado rodeada de polémica, lo que se ha trasladado a la atmósfera de la sala, con comentarios fuera de micrófono y llamamientos al silencio desde el estrado. Los euroescépticos incluso trataron de restituir a última hora en su puesto a Claude Moraes, el ponente británico apartado de su cargo por negarse a denominar "colonia" a Gibraltar, pero la tentativa resultó fallida y la destitución de Moraes, que mantuvo el pulso durante cinco rondas negociadoras con el Consejo Europeo, fue ratificada.

Los eurodiputados socialistas y populares han encabezado la ofensiva para sacar adelante el reglamento entre las críticas de una parte del hemiciclo, que ha cargado contra la salida de Moraes, de la que culpan a Madrid. "Aquí estamos hablando de las próximas elecciones en España", atacó James Carver, miembro del UKIP. "Es una vergüenza que hayan permitido que el Gobierno español secuestre este informe", coincidió su compañera de partido, Julia Reid.

La referencia a la situación colonial de Gibraltar ha sido objeto de una larga batalla institucional en los últimos meses. España impulsó la alusión en un documento acordado por los 27 socios que quedarán en la UE tras el Brexit, pero el trámite encalló en la negociación entre los países de la UE y la Eurocámara por la resistencia de Moraes.

Conforme la fecha final del Brexit se acercaba, la inquietud por el bloqueo fue ganando terreno. El reglamento es un texto vital para garantizar que millones de británicos puedan entrar en territorio europeo para sus estancias cortas sin necesidad de visado en caso de Brexit sin acuerdo. Y por consiguiente, para que los ciudadanos europeos hagan lo propio en Reino Unido. Con la posibilidad de un Brexit a las bravas sumando enteros en las últimas horas, la parálisis acercaba la hipótesis insólita de oficinas desbordadas de viajeros gestionando visados para cruzar el canal de la Mancha. Más desasosiego al explosivo cóctel de incertidumbre que Londres y Bruselas llevan cambiando de manos desde hace más de dos años.

Como estaba previsto, la salida del laborista Claude Moraes abrió una vía para el acuerdo. Su sucesor, el socialista búlgaro Sérgei Stánishev, logró finalmente encauzar el camino de una negociación que permanecía estancada. Y los eurodiputados han corroborado hoy ese pacto —algunos con la boca pequeña— para evitar el caos que supondría la exigencia de un visado a millones de personas en tan solo unos días, tras el 12 de abril, si el Brexit se salda sin acuerdo. "Voy a votar a favor del informe, pero la forma en que lo ha gestionado el Consejo me deja con mal sabor de boca", lamentó la liberal holandesa Sophie in 't Veld.

Los Veintisiete, a instancias de España, se mantuvieron firmes en la denominación de Gibraltar como colonia, y los eurodiputados socialistas y populares forzaron este martes la salida de Moraes para desatascar las conversaciones bajo la acusación de parcialidad por su condición de británico. El movimiento causó sorpresa e indignación en una parte de la Cámara por entenderlo como una intromisión del Consejo, y Moraes culpó de su precipitado adiós a las presiones ejercidas por el Gobierno español.

La referencia, tildada de "inaceptable" por Londres, supone una victoria diplomática para España. “La mención a Gibraltar como colonia será fundamental para intentar resolver el contencioso en un escenario post-Brexit", ha celebrado el líder de los populares españoles en Bruselas, Esteban González Pons, que se ha implicado en el dosier en contacto con el Ministerio de Exteriores. En la misma línea se ha pronunciado el eurodiputado del PSOE Juan Fernando López Aguilar. "España ha hecho valer el compromiso obtenido en el acuerdo sobre el Brexit para que su posición sea decisiva en cualquier decisión europea que afecte a Gibraltar", se felicitó.

Gibraltar es territorio británico desde su cesión en 1713, recogida en el Tratado de Utrecht. Con España reclamando su soberanía, en poco más de medio siglo ha habido dos referendos al respecto. En el primero, celebrado en 1967, únicamente 44 de los 12.757 inscritos votó a favor de la adhesión a España. El último, convocado en 2002 sin el reconocimiento de España ni Reino Unido, arrojó, según las autoridades gibraltareñas, un 98,9% de votos contrarios a la cosoberanía.

Elpais


Etiquetas: Gibraltar