Día del Padre 2019: una celebración adaptada a los nuevos tiempos

  19 Marzo 2019    Leído: 643
 Día del Padre 2019: una celebración adaptada a los nuevos tiempos

Reconocimiento a la figura con un papel fundamental en la familia inspirada en la tradición católica del amor de San José a su hijo Jesús de Nazaret.

No es cuestión de ir al gimnasio, llevar una vida saludable y ser un experto en las finanzas y en la tecnología… las virtudes que los hijos admiran en sus padres están en el día a día aunque no se reconozcan hasta pasados muchos años.

La figura del padre ha ido cambiando a lo largo de los años y, como los tiempos y la sociedad, lo ha hecho de manera vertiginosa en los últimos lustros. Los trabajos, escasos y precarios, siguen siendo en la mayoría de las veces esclavos, y la conciliación, como la igualdad, son palabras con significados aún utópicos para demasiadas personas, pero ni el padre de familia es el único que lleva el sustento a casa en la actualidad ni su autoridad es incontestable y atemorizadora. La igualdad ha llegado a nuestras vidas para quedarse y todo lo que signifique reparto de tareas y de responsabilidades fuera y dentro del hogar será un extra de normalización en la educación y el respeto del que se beneficiarán las futuras generaciones.

Hoy es el día en el que se homenaje a los padres en muchos países del mundo, como también a los josés y josefas, nombres muy comunes en España a pesar de que desde hace años no es festivo a nivel nacional. Tan solo la Comunidad Valenciana, en el día grande de las Fallas, y Murcia disfrutarán de este día festivo.

El Día del Padre tiene su origen en las virtudes y valores que destacan los textos bíblicos de San José, el esposo de María y el padre de Jesús. Amor, protección y trabajo son las ramas que fundamentan la familia, y José de Nazaret, de oficio carpintero y bastante mayor que María, encarnó esas cualidades y fue un hombre tan justo que renunció a repudiar en secreto a María para que no fuera apedreada al reclamarle la paternidad sin haber tenido relación con ella. Al hablarle en sueños un ángel, aceptó ser esposo de María y reconocer la paternidad de Jesús y, a partir de ese momento, fue un gran padre de familia, hasta el punto de incluso huir a Egipto cuando Herodes mandó asesinar en la comarca de Belén a todos los menores de dos años para salvarlo.

El 19 de marzo, día de San José, se celebra por tanto en España el Día del Padre, al igual que en otros países como Portugal, Andorra, Italia, Honduras, Guinea Ecuatorial, Macao o Bolivia, pero en la mayoría de los países se celebra el tercer domingo de junio, si bien hay otras fechas como el 23 de febrero en Rusia, el segundo domingo de mayo en Rumanía y el primer domingo de septiembre en Nueva Zelanda y Australia.

El verdadero origen de la celebración del Día del Padre se sitúa en Estados Unidos y en una fecha muy concreta: el 19 de junio de 1909. Ese día, una mujer llamada Sonora Smart Dodd quiso homenajear a su padre, Henry Jackson Smart, un veterano de la guerra civil americana que había enviudado cuando su esposa falleció en el parto de su sexto hijo. A pesar de la adversidad, Henry Jackson se hizo cargo de la educación de seis niños en una granja del estado de Washington.

Sonora Smart propuso ese año la fecha del nacimiento de su padre, el 19 de junio, para celebrar el Día del Padre, algo que al principio, aunque de forma minoritaria, fue acogido con entusiasmo en diversos condados y ciudades. Ann Jarvis ya había logrado instaurar años antes y con éxito el Día de la Madre en recuerdo de su progenitora, así que Sonora decidió emularla inspirándose en aquella idea y empezó a organizar la celebración del primer Día del Padre. Sin embargo, no fue hasta 1924 cuando el presidente Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre. Décadas después, en 1966, el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos.

En España, la festividad tal y como ha llegado hasta nuestros días, tuvo un curioso inicio a mediados del siglo pasado gracias a una maestra de barrio que impartía sus clases en un colegio femenino, el Santo Ángel. Manuela Vicente Ferrero, conocida como ‘Nely’, decidió celebrar en su escuela una jornada festiva para homenajear a los padres de sus alumnas, precisamente a petición de algunos de ellos, al parecer celosos por la celebración del Día de la Madre.

Manuela Vicente, que escribía en los periódicos de la época, expuso su idea en un artículo en ‘El Magisterio Español’, donde destacaba las virtudes del padre de Jesús a la vez que animaba a los hijos a que se mostraran agradecidos a sus progenitores para impulsar esta iniciativa.

La profesora predicó con el ejemplo y celebró en el colegio donde daba clases un primer Día del Padre en 1948. La iniciativa fue calando y extendiéndose por otros centros, comenzando la tradición de realizar una manualidad en clase para regarla en casa en el Día del Padre. A partir de 1953, la celebración tuvo un impulso decisivo cuando Galerías Preciados empezó a promocionar regalos relacionados con el Día del Padre y al año siguiente se unió a la iniciativa en forma de competencia El Corte Inglés.

A partir de ese momento, los regalos realizados en clase para los padres, y los comprados por el efecto consumista, comenzaron también a igualar a padres y a madres con todo tipo de campañas, ofertas y posibilidades para homenajear a los pilares de la familia. Sin embargo, tanto ha cambiado este día que los ceniceros de palillos en el colegio, las corbatas y las colonias han dejado de ser los regalos estrellas con una oferta tan variada y adaptada a todos los bolsillos que incluyen viajes, experiencias gastronómicas… y a la que también se ha unido el Sorteo de la ONCE.

¡Feliz Día del Padre!, porque presente o ausente, todos reconocemos en él virtudes, valores y detalles que los convierten en personas especiales y únicas a las que le debemos mucho de lo que somos.

Elpais


Etiquetas: DíadelPadre2019