El príncipe heredero de Arabia Saudí autorizó una campaña secreta para secuestrar o torturar a disidentes

  18 Marzo 2019    Leído: 445
El príncipe heredero de Arabia Saudí autorizó una campaña secreta para secuestrar o torturar a disidentes

Con el amparo de la corona saudí, algunos de los asesinos del periodista Jamal Khashoggi atenazaron a otros ciudadanos críticos con el régimen, según 'The New York Times'.

El caso de Jamal Khassoggi, el periodista saudí torturado y desmembrado en la embajada de su país en Turquía en 2018, no es el primero de los crímenes perpetrados por Arabia Saudí contra ciudadanos considerados disidentes en los últimos años. La corona alentó otros crímenes, incluyendo secuestros y torturas, más de un año antes de la muerte del columnista, como parte de campaña para silenciar a súbditos disidentes que autorizó el príncipe heredero, Mohammed bin Salmán. Así lo revela este lunes el diario The New York Times a partir de los testimonios de funcionarios de EE UU que han accedido a informes de inteligencia clasificados sobre la acción secreta.

El grupo, que los funcionarios americanos bautizaron como Grupo Saudí de Intervención Rápida, estuvo involucrado en al menos 12 operaciones a partir de 2017. Repatriaron a la fuerza a ciudadanos saudíes que se encontraban en otros países árabes. A otros los detuvieron y sometieron a torturas en algunos palacios propiedad del príncipe heredero y su padre, el rey Salmán, según el testimonio de los funcionarios y de personas próximas a las víctimas. Una de ellas, una profesora de lingüística que publicó un blog sobre las mujeres en Arabia Saudí, intentó suicidarse el año pasado tras sufrir torturas psicológicas. 

En junio de 2018 el líder del grupo criminal consultó a un alto consejero de Bin Salmán si el príncipe heredero concedería a su equipo bonus por la fiesta de Eid al-Fitr, el fin de Ramadán. Un portavoz de la embajada saudí en EE UU, consultado al respecto de la existencia del grupo, replicó que el reino saudí se toma "muy en serio cualquier alegación de maltrato que aleguen las personas pendientes de sentencia o las personas en prisión".  

Elpais


Etiquetas: ArabiaSaudí