El Ejército paquistaní bombardea Cachemira y hiere a cuatro civiles indios

  11 Marzo 2019    Leído: 227
  El Ejército paquistaní bombardea Cachemira y hiere a cuatro civiles indios

Al menos cuatro civiles resultaron heridos por un bombardeo del Ejército paquistaní cerca de la localidad de Baramulla, en el estado indio de Jammu y Cachemira, informa el periódico Kashmir Reader.

Según el diario, el ataque se produjo el 10 de marzo pese al alto el fuego vigente en la línea de control entre los dos países.

Los heridos, entre ellos una mujer, fueron ingresados en un hospital de la zona.

La India exige a Pakistán "acciones creíbles" contra terrorismo transfronterizo
A su vez, la Fuerza Aérea de la India había derribado el domingo 10 el cuarto vehículo aéreo no tripulado pakistaní desde el 26 de febrero.

Según el canal de televisión NDTV, el cuarto dron pakistaní que incursionó en el territorio indio fue abatido en el área de la ciudad india de Sri Ganganagar, en el estado de Rayastán (noroeste).

El medio señala que la Fuerza Aérea india derribó el primer dron de Pakistán el 26 de febrero en el estado de Guyarat, otros dos fueron abatidos el 4 y el 9 de marzo en el estado de Rayastán, cerca de las ciudades de Bikaner y Ganganagar respectivamente.

Las relaciones entre Pakistán y la India se agravaron después del ataque terrorista que fue perpetrado el 14 febrero contra un convoy policial en Pulwama, en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos.

El atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM) cuyo jefe se encuentra en Pakistán.

La India acusó nuevamente a Pakistán de patrocinar grupos terroristas en la disputada región de Cachemira, pero Islamabad rechazó la acusación por "infundada" y propuso a Nueva Delhi investigar conjuntamente el ataque, que volvió a llevar a la región al borde de un conflicto armado.

El 26 de febrero, la India bombardeólas supuestas bases de JeM en territorio pakistaní, entre ellas un campo de entrenamiento en Balakot, matando supuestamente a un gran número de yihadistas, de 200 a 350, según diversos medios indios.

Pakistán respondió a la incursión con otro ataque aéreo transfronterizo para demostrar su capacidad de autodefensa.

El enfrentamiento aéreo, el primero desde la guerra indo-pakistaní de 1971, derivó en el derribo de un MiG-21 de la Fuerza Aérea India cuyo piloto fue capturado por los pakistaníes.


Etiquetas: