Las 600 toneladas de ayuda que esperan en Colombia

  22 Febrero 2019    Leído: 201
Las 600 toneladas de ayuda que esperan en Colombia

Juan Guaidó se medirá el sábado ante Nicolás Maduro por el ingreso de la asistencia almacenada en tres centros de acopio

La ayuda humanitaria para Venezuela se acumula a la espera de una puerta de entrada. O de varias. Cientos de miles de voluntarios intentarán el próximo sábado hacer ingresar los cargamentos por múltiples puntos fronterizos, en respuesta a la solicitud de Juan Guaidó. El objetivo será pasar las 600 toneladas que aguardan en el lado colombiano del Puente Internacional de Tienditas, el mayor centro de acopio, unas cuantas en Roraima, en la frontera con Brasil, y otras más por la isla caribeña de Curazao, a poco menos de 100 kilómetros de la costa venezolana. El Ejecutivo de Nicolás Maduro, que se ha rehusado a aceptar la ayuda, ha anunciado como contrapartida el envío de unas 20.000 cajas de alimentos oficiales a la frontera para atender a la población de Cúcuta y asistencia médica gratuita prevista para este fin de semana.
“¡Viene en camino más ayuda!”, ha dicho este jueves Guaidó, presidente interino reconocido por más de medio centenar de países, a través de su cuenta de Twitter. El líder de la Asamblea Nacional celebró la partida de un avión desde Miami con más de 50 toneladas de alimentos y medicamentos con destino a Curazao. Ese cargamento se suma a las más de 210 toneladas de suplementos nutricionales y kits de higiene que Estados Unidos ya había aterrizado en Cúcuta el pasado 16 de febrero. La movilización del país norteamericano ha sido de lejos la más importante.

Puerto Rico y Chile también han oficializado sus aportes. Se esperaba para este jueves que, de las 17 toneladas que había prometido el gobierno de Sebastián Piñera, llegara la mitad. La Unidad Nacional para la de Gestión del Riesgo de Desastres, la entidad colombiana encargada de almacenar la asistencia, ha confirmado que, en total, la ayuda humanitaria solo en Cúcuta ya alcanzaba las 600 toneladas. Además de este centro de acopio, se sabe que hay cargamentos en Roraima y Curazao, pero no existen datos oficiales sobre las cantidades. El punto en la frontera de Brasil albergará suministros aportados únicamente por el gobierno de Jair Bolsonaro, mientras que aviones provenientes de Miami abastecerán a la isla caribeña.

El presidente de la Asamblea Nacional, quien partió este jueves rumbo a la frontera en caravana junto a su equipo, ha anticipado que los cargamentos entrarán “sí o sí” y servirán para auxiliar a unos 250.000 venezolanos que se encuentran en condiciones de riesgo. El día señalado es el sábado.


El operativo para cruzar, por el lado colombiano, está previsto que comience a las 9 de la mañana. Representantes de la Asamblea Nacional venezolana han anunciado este jueves en rueda de prensa que se hará simultáneamente a través de cuatro puentes fronterizos que hay entre el departamento colombiano de Norte de Santander y el estado venezolano de Táchira. En cada uno de estos puntos, una persona de su equipo intentará abrir el canal de paso a cada lado de la frontera, han explicado.

Aún se desconoce cómo planea el chavismo impedir el ingreso de los cargamentos o si reprenderán los intentos con los militares. Por lo pronto, el Gobierno se ha dispuesto a volverse hermético ante sus vecinos. "Estoy obligado como jefe de Estado y comandante en jefe de la fuerzas armadas a garantizar la tranquilidad y la paz", ha dicho Maduro este jueves tras decretar el cierre de la frontera con Brasil. La decisión se produce después de que la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, anunciara esta semana los cierres de los ingresos aéreos y marítimos con Curazao, Aruba y Bonaire de manera indefinida.

Maduro, quien reiteradas veces dijo que Venezuela no era “un país de mendigos”, anunció el pasado martes que su Gobierno había pagado por un cargamento de ayuda humanitaria proveniente de Rusia. "El miércoles llegan 300 toneladas de asistencia humanitaria de Rusia, legalmente, llegan por el Aeropuerto de Maiquetía [en Caracas] convertidas en medicinas de alto costo", había señalado.

"Nosotros no vamos a pasar la ayuda humanitaria ni por trochas, ni de noche, ni de contrabando", ha asegurado este jueves el diputado José Manuel Olivares, uno de los dirigentes opositores encargados del operativo logístico. Irán por los cruces oficiales con un encargado en la primera línea de cada puente, en su mayoría diputados en el exilio. Para ellos, será la multitud de gente que se haga presente quien termine abriendo los canales de paso.

ElPais


Etiquetas: Colombia