Uno de los mayores glaciares de la Antártida podría colapsar

  21 Febrero 2019    Leído: 542
Uno de los mayores glaciares de la Antártida podría colapsar

Los efectos sobre las costas de todo el planeta pueden ser devastadores.

Los investigadores de la NASA informaron hace poco de que el glaciar Thwaites, uno de los mayores de la Antártida, presenta una cavidad gigante en su interior que eventualmente podría ocasionar el colapso de esta gran masa de hielo. Al respecto, varios científicos han advertido sobre las graves consecuencias que podría acarrear este hallazgo para los niveles globales del mar, recogió este martes USA Today.

Si este glaciar se derritiera por completo, los niveles de agua del océano se incrementarían 65 centímetros más. Sin embargo, los efectos podrían ser peores pues el Thwaites respalda glaciares vecinos y, por lo tanto, si estos también se desvanecen, los niveles del mar podrían subir hasta 2,65 metros, advirtió la NASA.

El geocientífico de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.) Lucas Zoet afirmó que este evento "podría desestabilizar potencialmente toda la región de la Antártida occidental", tomando en cuenta que el derretimiento de este glaciar es el responsable del 4 % del aumento actual del nivel del mar.

La principal preocupación de los especialistas radica en la velocidad con la que vaya a suceder este hecho, pues la mayor parte del hielo se ha perdido tan solo en los últimos tres años.

Una de las conscuencias sería la pérdida de grandes zonas de la Antártida y Groenlandia "a menos que realmente cambiemos la cantidad de gases que estamos emitiendo a la atmósfera y retienen el calor", aseguró Ted Scambos, investigador del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, al diario estadounidense.

A pesar de no contar con una predicción clara del posible colapso, Scambos agregó que el incremento de los niveles del mar ha puesto en alerta a las ciudades costeras de EE.UU. junto a zonas de todo el mundo para afrontar este escenario.

Además, de acuerdo a un estudio publicado en Nature, el derretimiento de estas áreas no solo tendría un impacto en los niveles del mar, sino que podría alterar el clima más extremo y procurar dramáticos cambios en la temperatura ambiental.

Según Zoet, las malas condiciones climáticas en la zona polar y la distancia que existe con las bases científicas han impedido estudiar a profundidad el glaciar. Sin embargo, a partir de los últimos resultados y el impacto potencial, los científicos planean realizar estudios de campo a partir de este verano.


Etiquetas: