Pedro Sánchez alienta el polémico debate sobre la inviolabilidad del rey en España

  06 Diciembre 2018    Leído: 602
Pedro Sánchez alienta el polémico debate sobre la inviolabilidad del rey en España

Tanto desde el PSOE como desde la Moncloa aseguran que no hay ninguna propuesta de reforma constitucional, pero unas declaraciones del presidente al respecto han generado controversia.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, aseguró este martes que estaría dispuesto a suprimir la inviolabilidad del rey Felipe VI de España. A pocos días de la celebración del 40 aniversario de la Constitución del país, que protege esa prerrogativa del monarca, sus declaraciones han levantado un considerable revuelo y sugieren en todo caso la apertura de un debate complejo.

En efecto, el artículo 56 de la Constitución española afirma que "la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad", lo que en la práctica implica, entre otras cosas, que en caso de cometer delitos, no podría ser investigado ni procesado.

Sánchez dijo a los medios de comunicación que ese privilegio era "sin duda alguna" anacrónico, y defendió la posibilidad de plantear reformas al respecto como "un síntoma de madurez" deseable en la clase política española. Además, el presidente se ha mostrado convencido de que el propio Felipe VI "no tendría problema" en abordar la cuestión.

Mientras la Moncloa y el PSOE se han desmarcado sensiblemente de la propuesta, calificándola de "mera reflexión", una buena parte del sector más conservador de la prensa española ha criticado las palabras del presidente, señalando que el cuestionamiento del estatus del monarca "socava" la constitución, o calificando de "dislate" las "ocurrencias" de Sánchez.

En cualquier caso, tal como señalan fuentes de Presidencia del Gobierno citadas por el diario 'Público', "no hay ninguna propuesta de reformar la Constitución" en lo que respecta a la inviolabilidad del rey. 

"Un sinsentido en el siglo XXI"
El senador Jon Iñarritu, de la formación vasca EH Bildu, opina que es necesario "eliminar este privilegio que tiene el rey", por considerarlo "un sinsentido en la Europa del siglo XXI" y "un residuo del Antiguo Régimen".

"Hay que ir muchísimo más allá", añade Iñarritu, mostrándose totalmente partidario de "abordar democráticamente quién debe ser el jefe del Estado y elegir entre un modelo de Estado u otro".

El senador señala además que la monarquía española "está contaminada de origen, ya que fue fruto de la decisión de un genocida como fue el dictador Franco", y cree que en los últimos años "ha habido cambios generacionales y de sentido común en la sociedad", que hacen que la ciudadanía perciba a la Corona como una institución "añeja" y "antidemocrática".

"¿Por qué vamos a cambiar algo que está funcionando?"
Desde un polo ideológico opuesto, el exguardia real Jose Antonio Alcaide, considera que "aunque un señor como Sánchez quiera cambiar las reglas del juego, no es tan sencillo cambiarlas", ya que, en su opinión, derogar la inviolabilidad de la persona del rey generaría "una serie de problemas muy grandes".

Alcaide recuerda asimismo que en el plebiscito democrático de 1978, del que salió refrendada la Constitución, "quedó muy claro que había un rey, que había unas Cortes y que había unos representantes del pueblo", e insistió en su rechazo a lo que considera "cambiar las normas del juego a mitad de la partida". "¿Por qué vamos a cambiar algo que está funcionando?", añadió.

¿Una cortina de humo?
Jon Iñarritu insiste en referirse a la supresión de la inviolabilidad del rey como un asunto que ya debería haberse llevado a cabo. Con respecto al planteamiento de ese problema justo ahora, admite que ignora si el Partido Socialista lo ha hecho para "intentar disimular los malos resultados que ha obtenido en Andalucía".

Por su parte, Juan Antonio Alcaide no tiene dudas de que se trata de una maniobra de desvío de la atención, y considera que "el señor Sanchez está permanentemente detrás de una cortina de humo", intentando "contentar a los independentistas y a la gente de Podemos".

El exguardia real asegura que "la mayoría de los españoles" está harta "de tantas tonterías, tantas estupideces y tantas cortinas de humo", y advierte que los resultados en los comicios regionales de Andalucía, en los que la formación ultraderechista Vox irrumpió en el parlamento autonómico con 12 escaños, son solo "un aperitivo de lo que puede venir después".RT


Etiquetas: