Unicef: Casi la mitad de los niños y adolescentes de Argentina son pobres

  06 Diciembre 2018    Leído: 585
Unicef: Casi la mitad de los niños y adolescentes de Argentina son pobres

Alrededor de tres millones de menores no constan en esa categoría si solo se consideran privaciones monetarias.

El 48 % de los niños y adolescentes de Argentina viven en la pobreza y, de ellos, 20 puntos porcentuales sufren privaciones severas, según refleja un informe que ha elaborado Unicef.

Este documento tiene en cuenta no solo los ingresos, sino también las privaciones no monetarias, por lo que concluye que también es pobreza infantil "estar fuera de la escuela o no ir regularmente, no tener vestimenta digna, no tener agua potable, electricidad o vivir en espacios inseguros".

El acceso al agua y los problemas de hábitat son las carencias no monetarias que más sufren los menores de este país sudamericano. Así, casi la mitad padecen al menos una de esas faltantes.


Aunque no precisa el dato con exactitud, esa organización de Naciones Unidas estima que alrededor de un 27 % de esos menores sufren privaciones monetarias y de otro tipo al mismo tiempo.

Del estudio se desprende que la pobreza infantil es mucho más elevada en los hogares monoparentales con solo una fuente de ingresos: casi siempre es la madre quien, además, debe asumir las tareas domésticas y de cuidado.

Al mismo tiempo, los niños y adolescentes que residen en hogares cuyas personas de referencia son adultos entre 25 y 59 años o mujeres menores de 25 con un nivel educativo intermedio o bajo que están desocupadas o trabajan de manera informal tienen más posibilidades de ser pobres que los que viven en hogares con un referente masculino de 60 años o más que, como mínimo, terminó la enseñanza secundaria y trabaja en un sector formal.


El conocimiento de la estructura de la pobreza permitiría establecer prioridades a la hora de formular e implementar políticas públicas. En cualquier caso, a pesar de que "se observa una caída de todos los indicadores de pobreza monetarios y no monetarios entre 2006-2018", los niveles "continúan siendo altos".

Finalmente, un 22,3 % de los niños en Argentina no son pobres por ingresos, pero experimentan al menos una privación en los aspectos no monetarios: eso significa que casi tres millones de menores no constan en esa categoría si solo se consideran privaciones monetarias.

RT


Etiquetas: Unicef   Argentina