Rusia no impondrá restricciones respecto a los ciudadanos de Ucrania

  05 Diciembre 2018    Leído: 605
Rusia no impondrá restricciones respecto a los ciudadanos de Ucrania

La ley marcial impuesta por las autoridades ucranianas sirve de tapadera para próximas provocaciones en la región de Donbás, declaró la portavoz de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

"La ley marcial es un camuflaje, una tapadera tras la cual el régimen de (el presidente de Ucrania, Petró) Poroshenko intenta ocultar sus intenciones de organizar en Donbás otra provocación", señaló la representante de la diplomacia rusa.

Según Zajárova, "esto volverá a presentarse, suponemos, como otro evidente testimonio de la llamada 'agresión rusa'".

Además, la portavoz reiteró que Rusia no recurrirá a medidas restrictivas simétricas contra los nacionales ucranianos.

"Por nuestra parte, no tenemos intención de tomar medidas restrictivas contra los ciudadanos de Ucrania que se encuentran en nuestro territorio o que planean visitar Rusia, no vamos a crear problemas para nadie", dijo a la prensa.

El 30 de noviembre el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, anunció en su cuenta de Twitter que implementa restricciones al ingreso al país de hombres de nacionalidad rusa entre los 16 y los 60 años de edad para prevenir "que se formen ejércitos privados" rusos en Ucrania.

Por su parte, el líder de Rusia, Vladímir Putin, prometió que no se tomarán medidas recíprocas contra los ciudadanos ucranianos, y aseguró que, al contrario, se les facilitará su estancia en Rusia e incluso la tramitación de la nacionalidad rusa, si alguien lo desea.

Las autoridades ucranianas decretaron desde el 26 de noviembre la ley marcial por 30 días a lo largo de la frontera con Rusia, así como en las costas de los mares Negro y de Azov, luego de que el día 25 Rusia apresarados lanchas cañoneras y un buque remolque que violaron su frontera al entrar en aguas provisionalmente cerradas, navegando desde el mar Negro hacia el estrecho de Kerch.

Las autoridades rusas procedieron al arresto después de que las naves ucranianas no acataran la orden de detenerse y realizaran maniobras peligrosas, según explicó el Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB, por sus siglas rusas).

El FSB tachó las acciones de las naves ucranianas de una provocación, ordenada por Kiev y coordinada por dos agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania que estaban a bordo de los buques detenidos.


Etiquetas: