Londres protesta porque un buque español pasó frente al Peñón al son del himno nacional

  05 Diciembre 2018    Leído: 477
Londres protesta porque un buque español pasó frente al Peñón al son del himno nacional

El Reino Unido presentará una queja diplomática ante España después de que un buque de la Armada española se paseara frente a Gibraltar reproduciendo el himno nacional a todo volumen por megafonía.

Según informa el diario El País, las autoridades diplomáticas del Reino Unido presentarán una queja por el suceso, ya que a su modo de ver el paso de la nave española por esas aguas supone una "incursión".


En un vídeo difundido este martes en redes sociales por un ciudadano gibraltareño puede apreciarse como el patrullero Infanta Elena reproduce el himno nacional de España al pasar frente a Gibraltar, en aguas que el Reino Unido considera de su jurisdicción.

De acuerdo con distintas comprobaciones realizadas por medios españoles, el vídeo fue grabado este mismo martes.

Cada año las autoridades gibraltareñas denuncian múltiples incursiones supuestamente ilegales por parte de naves españolas en aguas adyacentes al peñón de Gibraltar.

Por su parte, España considera que todas las aguas adyacentes al Peñón son aguas españolas.

La posición de España es que el Tratado de Utrecht, firmado al término de la Guerra de Sucesión Española (1710-1713), reconoce a la corona británica potestad sobre la ciudad y el puerto de Gibraltar, pero no sobre sus aguas.


"El Rey Católico, por sí y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno", reza el documento en su artículo 10.

Sin embargo, la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar, que entró en vigor en 1994, estableció que todo territorio costero debía tener la jurisdicción de sus aguas adyacentes.

España ratificó ese documento en 1997, pero se reservó una "cláusula interpretativa legal" en la que estableció que "el presente texto legal no puede ser interpretado como reconocimiento de cualesquiera derechos o situaciones relativos a los espacios marítimos de Gibraltar que no estén comprendidos en el artículo 10 del Tratado de Utrecht".

El Reino Unido no aceptó esa interpretación española de la norma y estableció para Gibraltar un mar jurisdiccional de tres millas, algo que España no reconoce a pesar de que el tratado de Naciones Unidas otorga hasta 12 millas a cada Estado.


Etiquetas: Peñón   Espana   Londres