Un doble de Khashoggi se vistió con su ropa para ocultar el crimen

  22 Octubre 2018    Leído: 496
Un doble de Khashoggi se vistió con su ropa para ocultar el crimen

Imágenes captadas por las cámaras de seguridad muestran a un hombre que sale por la puerta trasera del edifico haciéndose pasar por el periodista asesinado.

Uno de los hombres que formaban el comando de 15 saudíes que viajó expresamente a Turquía para encontrarse con Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul fue captado por las cámaras de seguridad de la ciudad el día que fue asesinado. Así lo afirma un alto cargo turco a la cadena estadounidense CNN . Las revelaciones llegan en vísperas de que el presidente turco anuncie los resultados de la investigación turca el próximo martes y pueden dar pistas de hacia donde se encaminarán las conclusiones.

En las imágenes, que forman parte de la investigación turca y han sido obtenidas por la cadena estadounidense, se ve al hombre en cuestión saliendo por la puerta trasera del edificio vestido con la ropa que llevaba Khashoggi cuando ingresó casi dos horas antes para hacer los papeles de su boda el pasado 2 de octubre. También se había puesto unas gafas y una barba postiza.


Al hombre, que ha sido identificado como un funcionario saudí llamado Mustafa al Madani, se le ve entrar con su ropa dos horas antes de que hiciera lo propio el periodista saudí.

Desde la desparición del periodista Khashoggi, Arabia Saudí ha mantenido un silencio inquietante y defendido versiones cambiantes de lo sucedido. Tras más de dos semanas negando su participación en el asunto finalmente reconoció oficialmente el sábado pasado que la muerte de Khashoggi sucedió durante una “pelea” que se produjo entre él y el escuadrón saudí. Dieciocho saudíes fueron detenidos y tanto un asesor muy cercano al príncipe heredero como el subdirector de los servicios secretos han sido destituidos. Más tarde, una fuente cercana al palacio real detalló a The Washington Post que el periodista murió estrangulado de forma accidental mientras los hombres que se encontró en el edificio trataban de inmovilizarlo.

El ministro de Exteriores saudí, Adel al-Jubeir, reconoció el pasado domingo en una entrevista para la cadena Fox News que el suceso había sido un “asesinato” y un “tremendo error, que se agravó por el intento de ocultarlo”, pero desvinculó de toda responsabilidad al príncipe heredero, Mohamed bin Salman, ya que se trataba de una operación dirigida al margen de las autoridades.

El encubrimiento ya es evidente y reconocido por la monarquía saudí. Sin embargo, se desconocía que hubieran ido tan lejos. El hecho de que uno de los saudíes enviados a Estambul fuera Madani, de 57 años y que tiene la constitución física y edad similares a las de Khashoggi (59 años), hace pensar que la desparición del periodista estaba planeada desde el principio, que Madani fue traído expresamente para actuar como señuelo del periodista.

“No se necesita un doble de cuerpo para una rendición o un interrogatorio”, aseguró el alto cargo turco a la CNN. “Nuestra evaluación no ha cambiado desde el 6 de octubre. Este fue un asesinato premeditado y el cuerpo fue retirado del consulado”, insistía la misma fuente.

Que alguien saliera por la puerta de atrás del edificio haciéndose pasar por Khashoggi coincide con la versión que defendió Arabia Saudí que en un principio en la que insistía que el periodista había salido del edificio. Un guardia del consulado le dijo a la prometida del periodista, Hatice Cengiz, que estaba esperándole frente a la entrada principal del edificio que su novio podría haber salido por la puerta trasera.

Pero el periodista nunca salió. En vez de él, lo hizo Madani, vestido con su misma camisa de cuadros azul y blanca, pantalones azul oscuro, par de zapatos oscuros con suela blanca, gafas y barba (postiza). “La ropa de Khashoggi probablemente todavía estaba caliente cuando Madani se la puso”, apuntaba a la CNN el alto cargo turco.

Con el disfraz, y llevando una bolsa de plástico en la mano, el hombre fue grabado por las cámaras de Estambul en varios lugares de la ciudad, entre los cuales, la plaza donde se encuentra la turística mezquita Azul. Treinta minutos más tarde, Madani aparece de nuevo con su atuendo anterior, sin barba ni gafas, y con la misma bolsa de plástico en la mano, donde supuestamente esconde las prendas de Khashoggi.

La explicación que dio Riad el sábado sobre que el asesinato del periodista murió durante un enfrentamiento físico ha topado con una avalancha de escepticismo internacional. Las potencias occidentales piden “pruebas” a Arabia Saudí, mientras la canciller alemana, Angela Merkel, ha suspendido la venta de armas al país hasta que no se esclarezca el asunto.

Las autoridades turcas, por su parte, han afirmado que no permitirán ningún encubrimiento de la verdad. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado que revelará todos los detalles de la investigación el martes. Recordemos que Turquía tiene presuntamente un audio en el que se oye como torturan y descuartizan vivo al periodista Khashoggi y que medios turcos y estadounidenses defienden, en base a filtraciones supuestamente hechas por parte de Turquía, que el asesinato fue planeado de antemano por la monarquía saudí. Una versión que contrasta con la de Arabia Saudí.

lavanguardia.com

 


Etiquetas: Khashoggi