Encuentran impactantes tatuajes en una momia de más de 3.000 años (fotos)

  19 Octubre 2018    Leído: 493
Encuentran impactantes tatuajes en una momia de más de 3.000 años (fotos)

En Egipto, un grupo de arqueólogos encontró tatuajes en una momia de más de tres milenios de antigüedad, que podrían haber servido para demostrar los poderes religiosos de la mujer que los llevaba. ¡Echa un vistazo!

¿Piensas que el arte corporal es una cuestión de la época contemporánea? Si crees que es así, te estás equivocando. Son numerosas las evidencias que demuestran que los tatuajes existen desde épocas inmemoriales.

 Un equipo de arqueólogos franceses acaba de descubrir que los dibujos en la piel de una momia de 3000 años de antigüedad son tatuajes con una enorme cantidad de dibujos, y que la momia era de una mujer de la elite o de un alto cargo oficial.

Los tatuajes, encontrados en una momia del Egipto dinástico, representan verdaderos objetos. La momia presenta dibujos de flores de loto en las caderas, vacas en uno de sus brazos y simios en su cuello. Es una diferencia sustancial con los tatuajes que se habían encontrado hasta ahora, que eran apenas puntos o líneas.

Pero en realidad el símbolo que más se repite en diferentes partes del cuerpo son los llamados ojos de Udyat, un símbolo protector contra el mal. El particular descubrimiento fue realizado por la bioarqueóloga Anne Austin, de la Universidad de California en Stanford, mientras estudiaba momias del Instituto Francés de Arqueología Oriental en el sitio de Deir el-Medina.

Inicialmente pensó que eran pinturas, pero luego verificó que eran tatuajes. Con técnicas de primer nivel, ella y el resto del equipo descubrieron imágenes que estaban oscurecidas por las resinas de la momificación.

Se supone que los dibujos tienen un significado importante del punto de vista religioso, con vínculos con deidades importantes del antiguo Egipto. Se espera que con el uso de una técnica del siglo XIX se pueda desenvolver otras momias que den más evidencia sobre el uso de esta técnica. Sputnik


Etiquetas: