"Sadomasoquista homosexual": Qué busca el informe de inteligencia de EE.UU. sobre Hitler

  18 Octubre 2018    Leído: 212
"Sadomasoquista homosexual": Qué busca el informe de inteligencia de EE.UU. sobre Hitler

Expertos consultados por RT se muestran escépticos sobre un documento de 1943 que afirma que la vida sexual del líder nazi era "dual como su visión política".

El informe sobre Adolf Hitler que la agencia predecesora de la CIA elaboró durante la Segunda Guerra Mundial es "puramente propagandístico" y se basa en datos no verificados, sostienen dos expertos consultados por RT.

Ese documento sugiere que el líder nazi fue "sadomasoquista homosexual" y parece un intento de "reducir la responsabilidad de los criminales nazis", consideran estos especialistas.

El reporte, realizado por el antropólogo Henry Field en 1943, detalla que Hitler sería "un sadomasoquista con una posible tendencia homosexual" y que entre 1910 y 1913 vivió en una pensión para hombres del barrio Brigittenau (Viena, Austria) que "tenía reputación de ser un lugar donde los mayores iban en busca de jóvenes para obtener placer homosexual".
Asimismo, el autor sostiene que la relación entre el dictador nazi y su protegido, Rudolf Hess, "pudo haber llegado a lo sexual" cuando ambos fueron apresados en los años 20. De acuerdo con esa versión, este allegado de Hitler era un travesti conocido como "Señorita Anna" que asistía a fiestas "vestido con atuendo femenino".
El texto concluye el capítulo sobre la sexualidad de Hitler con un breve análisis: "Su vida sexual es dual, al igual que su perspectiva política. Él es tanto homosexual como heterosexual, tanto socialista como ferviente nacionalista, tanto hombre como mujer".
Datos sin verificar
El escritor e historiador Konstantín Zalesski puntualiza que el informe no solo está dedicado a la sexualidad de Hitler —que solo ocupa 10 de las 70 páginas—, sino "a su personalidad en general" y no forma parte de una investigación, sino de "una lucha propagandística".

Así, este especialista subraya que Henry Field se basa "en las opiniones de tan solo dos personas": Brigitte Dowling, esposa del hermanastro de Adolf Hitler —que nunca había visto a su cuñado ni estado en Alemania— y un antiguo amigo del líder nazi, Ernst Sedgwick Hanfstaengl, quien proporcionó detalles sobre su vida sexual.


Hanfstaengl, un germanoestadounidense que habría sido amigo íntimo y confidente de Hitler, desertó en 1942 a Estados Unidos, donde empezó a trabajar "en el departamento de propaganda": por este motivo, "toda la información" que proporcionó sobre la orientación sexual de Hitler "quedó sin verificar". 

"Reducir el nivel de responsabilidad de los criminales nazis"
Zalesski recuerda que durante la posguerra en Occidente se publicaron al menos 10 libros sobre la orientación sexual de Adolf Hitler y todos fueron "de carácter periodístico, no investigador". En los últimos 70 años se han realizado muchos trabajos científicos sobre su figura y la mayoría de los historiadores serios concluyeron que no había pruebas sostenibles sobre sus presuntas perversiones sexuales.

Según este historiador, centrarse en las características sexuales y mentales de la persona que "creó el movimiento nazi y causó la muerte de millones de personas" podría ser "un intento para reducir el nivel de responsabilidad de los criminales de guerra nazis" y cargar las tintas en la "personalidad demoníaca" de su líder.


Andréi Koshkin, especialista en Ciencias Políticas y experto de la Asociación de Politólogos Militares, comparte esta opinión y explica que el objetivo de enfocarse en los supuestos trastornos mentales y sexuales de Adolf Hitler sería presentarlo como único culpable de todos los crímenes nazis, con la intención de 'limpiar' a otros responsables con quienes Washington y Londres intentaron negociar.

En ese sentido, la publicación de este informe "se ajusta a la tendencia occidental actual: tratar de reconsiderar los resultados de la Segunda Guerra Mundial", enfatizó Koshkin.

"Informe puramente propagandístico"
Ambos analistas también ponen en duda que Hitler era "tanto socialista como nacionalista", una "conclusión personal" de Field que "no está muy claro en qué se basa", señala Konstantín Zalesski. 

Este experto destaca que "si analizamos la biografía de Hitler, se puede ver que nunca fue un socialista", sino que "adquirió puntos de vista fascistas en su juventud"; de hecho, "siempre fue antisocialista y anticomunista".

"Desde un punto de vista fáctico, el informe no aporta nada" para Zalesski, ya que sus datos "fueron refutados hace mucho tiempo". En definitiva, "toda la literatura sobre Hitler escrita antes de 1945 no tiene valor científico y es de carácter puramente propagandístico", concluye.

 


Etiquetas: Hitler   nazi